Desde la Policía de Entre Ríos emitieron un comunicado en el que el jefe de la fuerza de seguridad, Gustavo Maslein, cuestiona el allanamiento realizado en la Jefatura Departamental de Federación por supuestos apremios ilegales, que finalizó con tres efectivos detenidos.

La misiva, titulada "Inquietud policial por acción judicial en Federación", informó que Maslein "deplora la situación sucedida en la ciudad de Federación, donde la justicia investiga un supuesto delito que tal vez habría ocurrido en la alcaidía local, donde resultara con leves lesiones una persona que fuera aprehendida en flagrancia y con frondosos antecedentes".

Según informó la fiscal Josefina Penón, quien inició la causa de oficio, la víctima tendría múltiples golpes en su cuerpo y, entre ellos, una herida en su cabeza por la cual debió recibir cinco puntos de sutura. La hipótesis de la acusación es que los uniformados golpearon al hombre durante una detención y se presume que podrían haber utilizado un palo.

Por su parte, desde desde la fuerza indicaron que ya intervino la Dirección de Asuntos Internos, que desarrollará "las averiguaciones administrativas sobre tres agentes que han sido separados de la institución hasta tanto se aclare su situación procesal".

No obstante, el jefe de la Policía cuestionó "la llamativa manera en que una fiscal de esa ciudad decidió invadir el edificio de esa jefatura, mediante una orden de allanamiento, utilizando además el apoyo numeroso de una fuerza federal quienes empuñaban armas de hombro para apropiarse del sitio, tal si fuera una maniobra de asalto táctico, siendo que se trataba de una dependencia pública que está al servicio de la comunidad".

"En donde justamente la Policía es el brazo auxiliar de esa misma autoridad judicial que arrogándose su potestad legal menoscabó la noble función que allí se desarrolla; viéndose impedidas durante las largas horas que duró la inspección, todas las comunicaciones que diariamente se reciben como son los llamados de emergencias, el control de los sistemas de seguridad electrónica tanto de personas en situación de riesgo por violencia de género como así también de diferentes edificios que son custodiados; y la atención a los vecinos que recurren a la Policía en busca de ayuda por disímiles razones", agregaron en el comunicado.

Por este motivo, Maslein pidió llamar "a la reflexión para que situaciones como estas no vuelvan a perjudicar a la ciudadanía quitándole la atención de un servicio básico como es la seguridad". "Además, las autoridades judiciales conocen de la disposición que siempre se ha mantenido para colaborar en todo requerimiento penal, más aún cuando es la propia Policía la primera en pretender que se esclarezca una situación donde es cuestionada la acción de alguno de sus integrantes, siendo sobrados los ejemplos de espontaneidad y crédito responsable de colaboración con la justicia", finalizó.

Comentá y expresate