Hay un vendedor ambulante en Vietnam que parece estar por encima de su extensa competencia. Es un gato de tres años. Su dueño vietnamita, Le Quoc Phong, lo llama ‘Dog’ porque actúa como si de verdad fuera un perro.

Y como un verdadero gato de negocios tiene lo necesario para captar la atención de sus compradores. El gato tiene algo que nadie puede ignorar si pasa cerca de su puesto de pescado: el llamativo disfraz amarillo con pay pay y la expresión facial un tanto peculiar.

Las imágenes del gato vendiendo pescado no sólo han sido noticia y se han popularizado en Vietnam, Tailandia o China, sino que comunidades de diferentes redes sociales han caído rendidos ante el aspecto del animal disfrazado y su reciente negocio en el mercado.

Fuente: Telefé Noticias.

Comentá y expresate