Luego de nueve meses de inactividad en el ring, el kasajo Gennady Golovkin (39-1-1, 35 KO), de 37 años, regaló un impactante nocaut en su regreso a los cuadriláteros: derrumbó al canadiense Steve Rolls en el cuarto round, en un combate celebrado en el mítico Madison Square Garden de Nueva York, Estados Unidos.

El ex campeón del mundo de la categoría mediano tuvo enfrente a un ascendente contrincante (19-1, 10 KO), sin embargo, lo dominó y, a un minuto de la finalización del cuarto asalto, lo acorraló contra las cuerdas y, con un gancho de izquierda, dejó a Rolls fuera de combate.

"Me siento genial. Como un nuevo bebé, completamente diferente porque volví al nocaut. Me encantan los nocauts y me encanta Nueva York. Fue una gran noche para todos", declaró. Inmediatamente después, Golovkin desafío al mexicano Saúl "Canelo" Álvarez a una revancha. "Todo el mundo sabe contra quién quiero pelear: estoy listo para Canelo. Tráiganlo. Si quieren un gran show, por favor avísenle", fue incisivo.

El mexicano le respondió a través de redes sociales con el emoji de un rostro llorando de la risa. La rivalidad entre el kasajo y el mexicano llegó a su clímax el 15 de septiembre de 2018: en el T-Mobile Arena de Las Vegas, "Canelo" ganó en las tarjetas (114-114, 115-113, 115-113), en un fallo profundamente discutido. El cruce ya contaba con un antecedente: en septiembre de 2017, el enfrentamiento entre ambos había finalizado en empate.

Embed

Comentá y expresate