Desde febrero de 2018 funciona en Paraná el Hogar de Cristo, una institución que desembarcó en la capital con el objeto de darle ayuda y contención a los que menos tienen. Está ubicado en la zona de calle 25 de Junio al final, pegado a la capilla Nuestra Señora de Lourdes, a cargo del cura Esteban Páez.

"Esto es una familia, que es lo que más necesitamos. Se ha perdido la familia, con chicos en situación de calle, problemas de consumo. Han perdido el estímulo y no están acompañados" explicó el sacerdote en contacto con Telediario.

Las motivaciones por las cuales decenas de personas se acercan al hogar son variadas: "Algunos están muy solos, otros buscan comida, o un lugar para bañarse, salir de la droga y encontrar vínculos de nuevos. El proceso va cambiando y con eso también cambian las búsquedas".

Dentro de la organización no existen jerarquías: "Entre todos hacemos todo, no hay asimetrías entre el que viene a ser ayudado y el que ayuda. Nos organizamos, hay gente que viene a colaborar voluntariamente y hay profesionales que brindan ayuda terapéutica".

"Que haya tanta gente en situación de calle es una triste radiografía de nuestra ciudad. En los barrios la droga además está haciendo mucho daño, perjudicando el futuro de muchos" señaló el cura.

Para los que quieran asistir o colaborar pueden hacerlo los lunes, miércoles y viernes de 11 a 17. Los sábados además se comparte la misa, y esperan pronto poder abrir todos los días.

Comentá y expresate