Los empresarios, uno por uno, abandonaron la Quinta de Olivos sin realizar declaraciones. Antes, intercambiaron miradas con el presidente Mauricio Macri sobre la disparada del dólar, la negociación con el Fondo Monetario Internacional -FMI- y sus posibles consecuencias. Mientras tanto, en una breve conferencia de prensa, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, reconoció: "Es posible que el aumento del dólar se traslade a los precios".

"Hasta ahora no hubo cambios en los precios, pero si eso pasa, no es nuestra política realizar controles de precios", consideró Cabrera. Hasta Olivos, para hablar con Macri, fueron el dueño de Coto, Alfredo Coto, y el director de Molinos Río de la Plata, Amancio Oneto, claves en el sector de los alimentos.

El ministro de la Producción intentó mostrarse optimista tras el inicio de la negociación entre la Argentina y el FMI. "Los empresarios están de acuerdo en pedirle plata al FMI y Dujovne me dijo que le fue muy bien con Lagarde", aseguró.

El Presidente recibió en la tarde del viernes a líderes de los sectores de las industrias, los bancos y los supermerados luego de que en los Estados Unidos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se reunió el jueves con la directora del FMI, Christine Lagarde.

Entre los presentes estuvieron: Miguel Acevedo (presidente de la Unión Industrial Argentina); Luis Betnaza (director de Techint); Cristiano Rattazzi (CEO de Fiat); Eduardo Eurnekian (CEO de AA2000); Enrique Cristofani (titular de Santander Río); y Martín Migoya (de Globant).

La Argentina busca que el FMI le preste de "manera preventiva" alrededor de US$ 20.000 millones para, como reconoció en TN el ministro de Finanzas, Luis Caputo, tener cubierto las necesidades del Gobierno "hasta el último día de mandato de Macri".

Funte: TN

Comentá y expresate