Este martes el Secretario de Articulación de Políticas Sociales, Carlos Pedrini, recibió a los referentes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita en el Ministerio de Desarrollo Social que dirige Carolina Stanley.

En el cónclave, el Gobierno se comprometió en incrementar los planes de empleo en 1.500 pesos de forma escalonada hasta el mes de julio y en revisar las bajas en los planes de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Se trata de una movida para apaciguar el impacto del aumento de la pobreza y la inflación, pero desde las organizaciones sociales se mostraron disconformes con la medida y exigieron más propuestas de la Casa Rosada.

Es que, los planes de empleo están hoy a 6 mil pesos mensuales, y con lo que propone el gobierno se irán a 6.250 pesos en mayo, 7 mil en junio y 7500 pesos en julio.

"Aceptamos la propuesta sabiendo que no supera la línea de pobreza ya que la ley de emergencia social establece un piso del 50% del salario mínimo. Es decir no alcanza ninguna política social porque el modelo económico del Gobierno es una fábrica de pobres", expresó Gildo Onorato del Movimiento Evita tras la reunión.

Cabe recordar que hoy mismo el Centro de Economía Política Argentina advirtió sobre la crisis económica,mediante un informe de evolución de precios. Los números más preocupantes que surgen del relevamiento de precios realizado es que el costo de la canasta básica alimentaria para una familia tipo asciende a 12.575 pesos, monto superior al salario mínimo vital y móvil de 12.500 pesos, necesario para cubrir las necesidades nutricionales mínimas sin incluir otros gastos imprescindibles de vivienda ni de transporte, publicó Infocielo.

Comentá y expresate