Desde comienzos de 2021, en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19, a través del Ministerio de Salud, el gobierno invirtió 1.858.303.659 pesos en compras, refuerzos presupuestarios para hospitales y fortalecimiento del recurso humano.

Los trámites de compras comprenden tanto a insumos como equipamiento, servicios, medicamentos y vehículos; tratándose de procedimientos concluidos y otros que se encuentran en distintas instancias administrativas.

En este concepto, se invirtieron 865.094.004 pesos, a lo cual se suman los desembolsos a privados correspondientes a prestaciones ejecutadas por motivo de la pandemia, que insumieron 8.412.359 pesos, contabilizando un total de 873.506.363 pesos.

Entre las principales adquisiciones en materia de equipamiento se incluyen un equipo de rayos y una procesadora de películas para los hospitales Francisco Castaldo, de María Grande, y Behring, de Ibicuy; un autoanalizador clínico para el Castilla Mira de Viale; una cabina de seguridad biológica para el Masvernat, de Concordia; un cardiodesfibrilador bifásico para el Belgrano, de Urdinarrain; un tomógrafo axial computarizado y un termociclador para PCR para el Justo José de Urquiza, de Concepción del Uruguay; y 10 camas ortopédicas para el San Miguel, de Bovril.

Asimismo, se destaca la adquisición de un equipo automático de extracción de ácidos nucleicos para el Laboratorio provincial de Epidemiología; 30 freezer de distinta capacidad para diferentes establecimientos; seis ultrafreezer; 58 camas de internación general; 32 camas de UTI y un equipo de Rayos y procesadora para la Base Aérea, entre otros.

Además, se destinaron recursos a la compra de vehículos. Ya se han adquirido siete ambulancias de baja complejidad y está en proceso la licitación de otras 40 que se destinarán a distintos efectores de la provincia. También se adquirieron elementos de protección personal, de limpieza y desinfección e insumos para laboratorio. Al mismo tiempo, se invirtió en medicamentos y en servicios, como provisión de oxígeno medicinal a los hospitales San Martín y Baxada, de Paraná; San Benjamín, de Colón; y Fermín Salaberry, de Victoria, entre otros.

En tanto, se destinaron fondos en concepto de prestaciones llevadas adelante por privados, tales como derivaciones a clínicas y sanatorios, como muestras a laboratorios privados y pago de honorarios profesionales.

A la vez, se sostiene el fortalecimiento económico al personal de salud en la primera línea de atención. En tal sentido, en lo que va 2021 se han destinado 471.252.961 pesos para sustentar el recurso humano; y el aumento en: el adicional por riesgo, las becas de residencias de salud y el reconocimiento por título universitario a los profesionales de la carrera asistencial y a los enfermeros de grado universitario. Cabe citar que, este monto, incluye suplencias que se han cubierto para garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales en establecimientos públicos ante la situación de pandemia.

Por último, en lo que respecta a refuerzos presupuestarios para los 65 hospitales, en el marco de las prestaciones a pacientes con Coronavirus que incluyen desde medicamentos para terapia, provisión de oxígeno, insumos para laboratorio y servicios, la provincia lleva invertidos 513.544.335 pesos. En este componente vale mencionar que en el hospital Pascual Palma de Paraná se pusieron operativas unidades de cuidados intermedios y críticos para atención de pacientes Covid, ampliándose de este modo la capacidad ya instalada en la capital provincial.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate