"El modelo ata la producción de alimentos o forrajes a echar veneno permanentemente en los campos", manifestó el periodista y escritor Patricio Eleisegui, autor del libro "Envenenados: una bomba química nos extermina en silencio".

En su obra, Eleisegui realiza un recorrido a través de una línea de tiempo desde la década de los '90, cuando comienza a instalarse este modelo productivo en nuestro país, hasta la actualidad. En las páginas están presentes los casos más resonantes de las víctimas del uso de agrotóxicos.

"Entre Ríos es un ejemplo cabal de cómo se ha instalado el modelo de producción con agrotóxicos", afirmó el escritor en una entrevista de AHORA TV. En ese sentido, se refirió a Fabián Tomassi, oriundo de Basavilbaso, quien trabajaba con agrotóxicos y debido a la exposición al veneno actualmente sufre polineuropatía tóxica severa.

Embed

Modelo productivo con venenos

El ministro de Agroindustria de la Nación, el entrerriano Luis Miguel Etchevehere, dijo al asumir, en diálogo con Telediario, que "el glifosato bien aplicado es inocuo, se desactiva cuando toca el suelo".

"El argumento de Luis Miguel Etchevehere es del siglo XIX", cuestionó Eleisegui, y continuó: "Ni siquiera el desarrollador del producto, que es Monsanto, sostiene que el glifosato es biodegradable". "Es imposible hablar de buenas prácticas. Lo que hay que hacer es cambiar esas prácticas, cambiar el modelo", agregó.

Sin embargo, es importante no perder de vista que "el glifosato es apenas un producto de una manera de cultivar que incluye muchísimos más pesticidas".

Alternativa agroecológica

"Nos ponen en la cabeza que no hay otra manera de trabajar el campo y que los venenos no son venenos", enfatizó el autor de "Envenenados".

"La alternativa es cambiar el modelo productivo. Cuando se da esta discusión, se habla mucho del rol de las multinacionales, que inciden en el modelo, porque tienen su negocio detrás; pero cuando la alternativa sea agroecológica, lo más probable es que también tomen posición ahí y empiecen a manejar los insumos de la agroecología", consideró Eleisegui.

"Hay que poner en discusión la propiedad de la tierra misma, quién la tiene, quién al concentra y cómo se está usando. La agroecología es una alternativa, se está discutiendo y es un modelo que fluye en muchos lugares. La alimentación también está ejerciendo presión", finalizó.

Comentá y expresate