Un colectivero paranaense modificó el recorrido habitual del micro para hacer atender con un médico a un nene que se sentía mal. El chofer descendió del vehículo y lo acompañó, con una actitud paternal que conmovió a los usuarios en las redes.

Sucedió en la Línea 1. El hombre decidió conducir hasta el Centro de Salud Dr. Carlos Reynoso, en barrio Lomas del Mirador II, para que el niño pudiera recibir la atención de un profesional por su malestar.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate