La recesión económica que vive el país sigue cobrándose empresas entrerrianas. En esta ocasión el frigorífico equino de Gualeguay se encuentra momentáneamente cerrado, y junto con ella 130 familias viven en la incertidumbre de si tendrán o no continuidad laboral.

"Nadie nos da respuestas. Antes de ayer cortamos el puente Pellegrini, el paso a Buenos Aires. Hoy se volvió a cortar tres horas, de modo total pero intermitente. De a ratos liberamos un carril para que transiten los autos" explicó a AHORA, Javier Meoniz, uno de los trabajadores afectados.

La planta dejó de pagar y la producción del Frigorífico Equino Entre Ríos S.A se detuvo. La gerencia debe cuatro meses de sueldo, más haberes atrasados de 2016: "Estamos todos sin trabajar, nadie entra. Ahora le cortaron la luz, parece que no pagaron. En total nos deben, en promedio, 65 mil pesos. Para uno eso es mucha plata, nosotros vivimos de esto".

Días atrás, durante el corte en la ruta 12 intervino el fiscal Ignacio Telenta, pero su competencia no le permitió tomar ninguna medida: "Es nacional, debe intervenir un juez Federal. Hoy vino Gendarmería, pero no hubo represión ni mucho menos. Charlamos y fuimos liberando carriles".

Desde la empresa nadie responde. Hace poco, en una reunión con el interventor, les habían indicado a los empleados que había un grupo inversor interesado en poner en marcha la planta: "Nos dijeron que nos iban a pagar algo de la deuda el sábado y no llegó nada. Después que habían conseguido un crédito, pero parece que nos quieren pagar sólo tres mil pesos, es decir, nada".

El plan de lucha de los empleados del frigorífico continúa. De momento ninguna autoridad se ha comunicado con los trabajadores: "No sabemos a quién recurrir. Estamos abandonados, en la calle. Solos".

Comentá y expresate