Se siente, se siente, Alberto Presidente", fue el grito con que la enorme multitud reunida junto al Monumento a la Bandera de Rosario recibió a la mayoría de los gobernadores que subieron al escenario y a la fórmula del Frente para Todos.

"Se siente y se necesita", respondió Cristina Kirchner apenas empezó el discurso con que se abrió el acto. "Se necesita que a partir del 10 de diciembre venga otro gobierno y ese tiene que ser Alberto, y estoy segura de que hará una tarea brillante como lo hizo cuando acompañó a Néstor", dijo la ex presidenta mirando al candidato, que en ese momento concentró todas la miradas.

"Haber elegido este lugar no es casual, porque esto es de todos", explicó CFK. "Puede haber a quienes les gusta decir la Patria, otros a los que les gusta decir la Nación y otros que prefieren decir República. Pero digas lo que digas la única bandera de todos es la de la Argentina", convocó Cristina a la unidad.

"Soy inmensamente feliz, estoy absolutamente contento", empezó su discurso Alberto Fernández. "Cuando nos reencontramos con Cristina, en 2017, nos dijimos empecemos otra vez, hagamos las cosas de otro modo. Y así fue que empecé a hablar con Cristina nuevamente. Y lo mejor que pasó es que enseguida recuperamos el afecto que nos tuvimos", dijo el candidato a presidente que disipó fantasmas: "Están todos muy preocupados por cómo me voy a llevar con Cristina. No tengan miedo, nunca más me voy a pelear con ella", aseguró entre aplausos.

Respecto de la actual gestión, AF dijo que Mauricio Macri “lo único que produjo fueron 4,5 millones de pobres, y eso la Argentina no lo tolera”. Se preguntó “¿hasta dónde vamos a llegar?” al aludir a quienes viven por debajo de la línea de pobreza, “sin educación ni futuro”. Subrayó que “no hablo de economía, sino de valores” y que “la política es representación de intereses; nosotros votamos por los empresarios que dan trabajo, no por especuladores; elegimos a los jubilados, no a los bancos”.

Embed

Comentá y expresate