Después del allanamiento que se llevó a cabo en el club Rubio Ñu de Luque, ordenado por la fiscal Teresa Martínez y en donde se encontró material pornográfico, la Liga Luqueña de Fútbol emitió un comunicado en el cual se deslindó de toda responsabilidad que podría caberle en el caso.

En el mismo texto, firmado por Rafael Rubén García, titular de la Liga Luqueña, se detalló que Antonio Rufino González, uno de los involucrados en el escándalo, no es ni presidente ni dirigente de la institución paraguaya.

comunicado liga.jpg

"Según los registros obrantes en la Liga Luqueña de Fútbol, el señor Antonio Rufino González no es el presidente ni dirigente del club Rubio Ñu, entidad afiliada a nuestra liga", se pudo leer en el informe, el cual también detalló que el empresario "pertenece a los registros del club Marte Atlético".

antonio-gonzalez-bernardo-caballero-valentin-ozuna-escandalo-futbol-paraguay-1920.jpg

"En los papeles él no es nada. Ni presidente, ni miembro, delegado ni nada", explicó García al medio "Noticias Paraguay", además de detallar que en un pasado sí fue dirigente de Rubio Ñu pero, después de diversos altercados con otras autoridades deportivas, optó por renunciar para proteger la reputación de la liga. Ahora, es su sobrino quien sí tiene un rol en dicho club.

"Se hace mal llamar representante de fútbol, pero no creo que lo sea", agregó el titular de la Liga Luqueña. Sin embargo, también aclaró que en Marte Atlético cumple el rol de manager, aportando fondos económicos y presentando jugadores.

González, quien según García, fue protagonista de varios rumores de escándalos sexuales por los que tuvo serios inconvenientes, deberá presentarse en la fiscalíala próxima semana para declarar.

Fuente: Infobae

Comentá y expresate