Mientras aguarda detenido el proceso por el femicidio de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada a puñaladas el 8 de este mes en la ciudad bonaerense de Rojas, el policía Matías Ezequiel Martínez se declaró culpable en otra causa que enfrenta por violencia de género y acordó con la fiscalía una condena a cuatro años de prisión efectiva.

El agente se declaró culpable por amenazas y lesiones a una de sus exparejas, Belén Miranda. Al concluir la jornada en el juzgado en lo Correccional N°1 de Junín, la víctima dijo sentir “alivio en el corazón”.

La fiscal Fernanda Sánchez había pedido una condena a cuatro años por “lesiones leves calificadas y amenazas calificadas” contra la mujer. Martínez admitió en los tribunales el hecho y su defensa aceptó la pena solicitada por la fiscalía. El tribunal deberá formalizar la condena a cuatro años de prisión en los próximos días.

Qué dijo la víctima

En su testimonio ante el tribunal, la joven narró cómo fue la relación violenta a la que fue sometida por Martínez y denunció que el agente fue “protegido” por sus colegas de la fuerza. Incluso recordó cuando su expareja la golpeó y la amenazó de muerte con un arma de fuego.

“Llegó el día más esperado, tengo los sentimientos encontrados, quiero verlo y ver si tiene el valor para mirarme a la cara el hdmp, no hay que odiar ni desearle la muerte a nadie, pero a él lo odio y deseo que se muera, pero que sufra mucho y pague por los daños que causó”, escribió Miranda en Twitter antes de concurrir a los tribunales.

El crimen deÚrsula

El brutalfemicidio de Úrsula Bahillo, de 18 años, conmocionó a la ciudad de Rojas y a todo el país. Según la acusación, fue asesinada a puñaladas por Matías Martínez, su expareja y oficial de la Policía bonaerense.

El policía hostigaba a la joven desde hace meses y finalmente la atacó el 8 de febrero tras una fuerte discusión. El cuerpo fue hallado en la zona rural de Guido Spano.

La Justicia le había impuesto una orden de restricción el 5 de febrero.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate