El Gobierno de Entre Ríos llevó a cabo este jueves un nuevo remate de vehículos, a través del cual se busca recortar gastos y generar ingresos para el Estado. La subasta incluyó un total de 39 vehículos y se realizó en la Dirección de Automotores ante una gran convocatoria, bajo la supervisión del Colegio de Martilleros de Entre Ríos.

"Es una iniciativa del gobernador Gustavo Bordet que en un primer momento nos dio la obligación de subastar vehículos del Estado provincial que están en desuso por determinadas condiciones en que se encuentran y terminan siendo un gasto, a través de los seguros y cuidados que necesitan", explicó Luisina Minni al Nueve.

Según indicó, se lleva a cabo en conjunto entre los Ministerio de Gobierno y de Hacienda. Para ello elaboraron "un decreto mediante el cual subastemos estos vehículos a través del procedimiento de subasta".

"Tenemos 39 vehículos que se están subastando. Es el segundo remate que se realiza en la provincia, el otro fue en septiembre del año pasado que se remataron 32 vehículos y el Estado 1,5 millones de pesos. Lo que se recauda es para comprar nuevos vehículos para las distintas reparticiones de Gobierno", resaltó.

"Todos están en buen estado, en condiciones de salir y ser usados. Se venden sin bases y libres de multas. Tienen que dejar una seña del 10% más un 10% al Colegio de Martilleros que son los encargados de realizar la subasta y luego realizan el 80% que queda de la transferencia. Reciben el vehículo luego", aseguró.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate