Diputados oficialistas y opositores abrumaron a Marcos Peña con preguntas de todo tipo sobre la marcha de la gestión. En un nuevo récord, el jefe de Gabinete debió responder 1.318 inquietudesantes de su presentación ante la Cámara baja, prevista para este miércoles. Y en el medio del cuestionario, sorprendió una duda sobre cuánto ganan los funcionarios de la Iglesia.

La pregunta, la número 25, fue formulada por el bloque Evolución, que lidera el porteño Martín Lousteau. Al responder, Peña precisó que el presupuesto destinado a la remuneración de los obispos totaliza para este año la suma de 130.421.300 pesos, y dio a conocer, según jerarquía, cuánto ganan.

Según reveló el jefe de Gabinete, un obispo diocesano cobra 46.800 pesos mensuales; un obispo auxiliar, 40.950; un obispo emérito, 40.950; y los administradores apostólicos y diocesanos perciben 46.800-igual que los obispos diocesanos-.

El financiamiento del Estado a la Iglesia católica es una crítica que suelen hacer desde los sectores de izquierda. Sin embargo, aquí la pregunta vino de un bloque filo oficialista.

A lo largo del informe escrito, además, Peña tuvo que responder sobre el nivel de endeudamiento, las proyecciones de inflación, el combate al narcotráfico, la reforma en el financiamiento de los partidos políticos, el Plan Belgrano y también el caso del submarino ARA San Juan.

Fuente: Clarín

Comentá y expresate