Las necesidades de ahorro no repercutieron de la misma manera en todos los ministerios. En el ranking de recortes de gasto público superfluo, el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, surgió como el más incisivo: el ajuste en su cartera fue del 32% de las erogaciones en términos absolutos en los primeros diez meses de 2018, contra igual período de 2017.

Esta cifra cobra más significado si se tiene en cuenta que en el mismo período la inflación acumulada fue del 39,5%, según el Indec. Etchevehere asumió el 21 de noviembre de 2017 y redujo en forma drástica los gastos: en lo que va del año gastó $1225 millones menos.

El presidente Mauricio Macri le tomó juramento como ministro de Agroindustria hace un año. Y el 1º de septiembre último su cartera pasó a ser una secretaría de gobierno del Ministerio de Producción y Trabajo, cuando el Gobierno redujo el gabinete a diez ministerios.

En el "ranking del ahorro" de 2018, antes de que el año próximo comience a ejecutarse el presupuesto 2019 con " déficit cero ", los ministerios que más redujeron sus partidas en los primeros diez meses fueron los de Ambiente (24%), Jefatura de Gabinete (14%), Cultura (13%), Seguridad (9%), Educación (5%), Defensa (5%) y Hacienda (3%).

De todos ellos, Ambiente y Cultura pasaron a ser secretarías de gobierno y el resto permanecieron como ministerios. Otros incrementaron sus gastos, aunque casi todos por debajo de la inflación acumulada, del 39,5% en lo que va del año. Se trata de Desarrollo Social (6%), Turismo (6%), Trabajo (8%), Ciencia y Técnica (11%), Producción (11%), Secretaría General de la Presidencia (17%), Transporte (26%), Modernización (28%), Salud (32%), Energía (33%) y Relaciones Exteriores (35%).

Los datos fueron relevados por la Asociación Argentina de Presupuesto -ASAP- sobre la ejecución de los gastos, hasta septiembre de 2018, y surgen también de las planillas oficiales de los ministerios que circulan en la Casa Rosada relevados hasta octubre. Los rubros en los que se registró una fuerte baja del gasto público en 2018 fueron los gastos de capital, las transferencias a las provincias, los subsidios económicos a la energía y el transporte y el funcionamiento operativo.Pero en términos de funcionamiento administrativo el que más redujo fue Etchevehere, de Agroindustria: ahorró $247 millones en mayor eficiencia en la administración: se dieron de baja cerca de 3000 contratos de personal; se ajustaron $77 millones en estructura edilicia en el interior, viajes, viáticos, disminución de la flota vehicular -50 autos-, revisión de contratación de servicios, como también reducción de alquileres, telefonía, servicios de mensajería y correo.

Por otra parte, el INTA ajustó $65 millones en contratos de ART y revisión de estructura programática; y en el Senasa se podaron $105 millones en limpieza, mantenimiento, alquileres, compras y contrataciones, y gastos de seguridad.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate