La zona costera de Diamante vive momentos de incertidumbre, mientras avanza el proceso de deslizamiento de la barranca. Los vecinos, que en muchos casos llevan varias décadas radicados allí, cuentan el drama de tener que vivir constantemente en la inestabilidad.

imagen drone desbarrancamiento diamante.jpg

Mientras se produce lentamente el desbarrancamiento, con varios metros de tierra que cedieron hacia abajo, trabajan diferentes fuerzas de Defensa Civil, fuerzas de seguridad y bomberos para controlar la situación y prevenir la mayor cantidad de riesgos latentes.

Para los especialistas que brindan colaboración en la zona del Barrio Urquiza de Diamante, se trata de un proceso natural de la barranca, por la cual la grieta comenzó a agrandarse y ya tiene varios metros de profundidad. Por historia propia o formación, todos saben cómo terminará porque no es la primera vez que sucede.

Mirá el informe especial del Nueve:

Embed

Comentá y expresate