"En el abdomen tiene líquido acumulado, así que le están haciendo estudios para ver si es necesario operarlo", añadió la mujer, angustiada por la dolorosa situación que le toca atravesar al niño y a su familia.

El pequeño toma el colectivo de la línea 7 para ir a la Escuela Bachillerato Artístico. "Mi hijo me dijo que en el colectivo ya lo estaban agrediendo y que le gritaban cosas. Le dijeron que cuando bajaran le iban a pegar", detalló su madre.

"Por la amenaza, cuando bajó salió corriendo, pero igual lo manotearon de la capucha, lo voltearon y le pegaron. Cuando llegó a la puerta de la escuela, lo recibió la profesora de Educación Física. Después llamaron a emergencias y me avisaron", manifestó.

"Él nunca había tenido problemas aunque ya los ha visto. Son tres chicos que suben después que él al colectivo. Mi marido habló con los directores y le dijeron que cuando se recupere van a ver si los puede reconocer para tomar acciones con los chicos y sus padres", agregó.

"Como madre siento impotencia y miedo. No sé por qué están así los chicos. Todos hacemos un esfuerzo por mandar a nuestros hijos a estudiar y mi hijo termina así golpeado", expresó la mujer.

El fuerte testimonio:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate