Las compras privadas de moneda norteamericana producto de la liquidez sobrante en la última licitación de Letes presionaron al dólar, que se disparó un 3% ($ 1,20) este jueves a $ 40,24 en bancos y agencias de la city porteña.

De esta manera, el billete acumula un avance de 6,1% ($ 2,3) en las últimas cuatro ruedas.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa ganó $ 1,30 a $ 39,55, su nivel más alto desde la salida de la convertibilidad, pese a que el Banco Central vendió u$s 50 millones en los últimos minutos de la rueda, indicaron los operadores.

"La autoridad monetaria dejó correr innecesariamente al dólar y recién intervino cuando llegó a $1,50 de devaluación del peso", destacaron desde ABC Mercado de Cambio en declaraciones reproducidas por Ámbito.

La disparada se produce un día después de que una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegara a Buenos Aires para trabajar con el Gobierno argentino en el fortalecimiento del programa financiero acordado entre ambas partes "frente a la renovada volatilidad financiera y un entorno económico desafiante".

Por último, las reservas del Banco Central cayeron u$s 383 millones hasta los u$s 50.613 millones.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate