En el último día del mes, el dólar retomó su marcha alcista luego de tres bajas consecutivas en el segmento minorista y trepó 45 centavos a $ 46,10.

Así y todo, el billete acumuló solo un aumento de 74 centavos (+1,6%) durante mayo, el menor desde febrero, producto de una sólida liquidación del agro, pero también por la posibilidad de que el Banco Central pueda intervenir dentro de la zona de referencia (ex zona de no intervención), tal como lo anunció a fines del mes pasado - con el aval del FMI -, más allá de que aún no hizo uso de esta facultad.

Y por su supuesto, influyeron las altas tasas de interés en pesos, que si bien bajaron en el mes, terminaron por encima del 70% anual.

En otras palabras, el tipo de cambio local presentó una "llamativa estabilidad" que contrastó con las fuertes fluctuaciones del resto de las monedas en el mundo, presionadas por "contexto internacional complejo", dada la guerra comercial entre EEUU y China (con características cambiantes), resaltaron en el mercado. Así, el peso argentino fue una de las monedas que menos se devaluó en mayo a nivel internacional.

Con el leve avance registrado este mes, el incremento del dólar en los primeros cinco meses del año alcanzó el 18,7%, después de caer 1,3% en enero, de subir un 4,8% en febrero, un 11% en marzo, y un 2,2% en abril.

Por su parte, en el mercado donde participan los grandes jugadores, la moneda estadounidense ascendió 21 centavos a $ 44,76 ante una mayor demanda por cobertura.

En consecuencia, anotó un ascenso mensual de 61 centavos (+1,4%), y una apreciación anual del 18,7%.

La moneda estadounidense operó este viernes con significativa volatilidad en una rueda en la que los cambios de tendencia y de precios fueron la característica principal, en un escenario influído por el cierre de mes y con buen volumen de negocios (u$s 1.048,5 millones).

Luego de un arranque firme con precios en alza, (tocó los $ 45), se instaló una corriente vendedora que rápidamente abortó la suba inicial haciendo declinar los valores hasta marcar un mínimo diario de $ 44,65, diez centavos arriba del cierre anterior.

A partir de allí, la cotización se movió con tendencia indefinida, alternando fuertes subas con simétricas bajas y con los precios moviéndose sin un rumbo determinado.

La fuerza compradora los llevó a tocar máximos en los $ 45,05, un valor que no pudo sostenerse en el resto de la sesión.

Con mucha volatilidad, los precios oscilaron dentro de un amplio rango de fluctuación, con una caída final que los acomodó en un nivel más elevado que el registrado en el cierre de ayer.

El BCRA efectuó dos subastas de divisas por u$s 30 millones cada una, a cuenta del Ministerio de Hacienda. En la primera licitación el precio promedio fue de $ 44,86, mientras que en la segunda el valor promedio fue de $ 44,877.

Tasa de Leliq

El Banco Central convalidó este viernes una baja de tasas de las Leliq de apenas dos puntos básicos por encima del cierre del jueves, al finalizar a 70,730% por lo que durante mayo registró un retroceso de 3,2 puntos porcentuales (desde el 73,93%).

El promedio para un total adjudicado fue de $ 220.401 millones de pesos. A partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $ 9.146 millones.

En la primera licitación del día el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 70,724%, con un monto adjudicado de $157.284 millones.

En la segunda subasta, el monto adjudicado fue de $63.117 millones a una tasa promedio de corte de 70,743%, siendo la tasa máxima adjudicada de 70,8700% y la mínima 70,480%.

Fuente: Ámbito

Comentá y expresate