Ezequiel Rescaldanillegó a Paraná para ser parte de Patronato en la Superliga. El futbolista, con pasado en Vélez Sarsfield y Quilmes en nuestro país, también tuvo experiencias en el fútbol internacional. Uno de esos equipos fue el Atlético Nacional de Colombia, institución a la que se incorporó en 2016 para jugar las semifinales de la Copa Libertadores.

Parte de la historia del club colombiano está vinculada al narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien se mostró durante su vida como simpatizante y se ubicó como uno de los hinchas "famosos" de la época. Inclusive, la Copa Libertadores lograda por el plantel de 1989 está sospechada de haber sido obtenida gracias a la intervención del criminal.

A ese equipo llegaba Rescaldani hace casi dos años y, a modo de bienvenida, recibió entonces un mensaje directo de Jhon Jairo Velásquez, mejor conocido como "Popeye" y autoreferenciado como "el asesino de confianza de Pablo Emilio Escobar Gaviria".

Desde la tumba de su "Patrón", el sicario le dedicó unas palabras al ahora delantero "Rojinegro" y lo invitó a visitar la lápida: "Sé que te gusta la historia", expresó. En la grabación también le mandó un abrazo a la distancia y le proponía mantener un encuentro, que aún no se sabe si finalmente se concretó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate