Diego Brancatelliprometió que si la Selección clasificaba para el Mundial de Rusia 2018 iba a vitorear por Mauricio Macri.

Cuando se trata de la Selección Argentina no hay bandera política que se atraviese. Branca, enemigo declarado del Jefe de Estado, prometió que si el conjunto de Jorge Sampaoli lograba clasificar para el Mundial de 2018, gritaría “¡Viva Macri!”. Y así sucedió.

Messi logró sacarnos de la oscuridad y tras 3 goles, nos llevó directo a Rusia 2018.

Este miércoles, Brancatelli cumplió su promesa en Polémica en el Bar. “Es muy difícil este momento. Perdonenmé, que la vida me castigue, pero la Argentina está en Rusia”, dijo.

Segundos después gritó: “¡Viva Macri!”

Embed

Comentá y expresate