Mariel Alejandra Suárez, la jueza que fue vista cuando se besaba con un condenado en una celda, está cada vez más complicada por faltar a una audiencia el día que ocurrió el encuentro con Cristian “Mai” Bustos, acusado de dos asesinatos. Ella estaba de guardia en su juzgado de Comodoro Rivadavia y pidió que la audiencia fuera virtual. Le dijeron que no, que debía ser presencial. Entonces se justificó: “Es que estoy descompuesta”.

El hecho fue revelado por el senador nacional de Juntos por el Cambio Ignacio Torres, que además adelantó que pedirá el juicio político para Suárez. Fuentes judiciales detallaron a Clarín: “Ella estuvo de turno entre el 27 y el 31 de diciembre del año pasado. Pero evidentemente el 29 y 30 estuvo en Trelew. La llamaron por una audiencia, quiso que se haga por zoom. Le dijeron que tenía que ser presencial. Y entoncesdijo que estaba descompuesta por lo cual la audiencia se suspendió”. Las mismas fuentes dijeron que “seguramente esto ocupará un lugar en el sumario”.

Además, “el hecho de que no haya efectuado la audiencia es muy grave porque mientras un juez se encuentra de turno no puede abandonar su jurisdicción".

Bustos fue condenado a perpetua por un tribunal que integró Suárez. Pero esta última votó en disidencia pidiendo una pena menor.

Por su parte, la denominada Asociación de Mujeres Penalistas de la Argentina (AMPA) pidió a través de un comunicado “que cese el hostigamiento a la jueza Suárez y que termine la persecución mediática, política y judicial a la que es sometida la magistrada”.

El escándalo se desató cuando se conocieron imágenes en las que se la ve tomando mate y besando a Bustos en su celda. Los dos estaban sentados en el piso y conversando de manera íntima. El encuentro fue el 29 de diciembre pero la jueza también estuvo el 30.

Según Suárez, se reunió con Bustos porque está escribiendo un libro sobre lo ocurrido en la localidad de Corcovado, donde mató a Roberts y después huyó hacia Chile. Del sangriento hecho también participaron sus tres hermanos. “Por eso el libro se llamará 'Los cuatro de Corcovado', estoy trabajando en eso”, justificó la jueza.

“Para que se entienda, no estamos hablando de un delincuente común, estamos hablando de un asesino que mató a su hijo de nueve meses quebrándole la columna y a un policía, hecho por el que está condenado”, agregó Torres. Y advirtió: “Lo único que espero es que la corporación judicial no haga uso de una trampa para protegerla, no podemos seguir teniendo jueces de esta categoría ni en la provincia ni en el país”.

Torres recordó que Suárez “ya fue destituida una vez por exponer a una chica que había sido abusada sexualmente". "Hizo un trabajo práctico para la universidad en la que reveló su nombre”, recordó.

Comentá y expresate