Gonzalo Higuaín fue ayer héroe y villano en el empate 2-2 de Juventus ante Tottenham, en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League. En Italia, el Pipa marcó los dos goles de su equipo (el primero, una exquisita definición), pero en el partido 2-1 falló un penal que podría haber cambiado la historia.

Embed

Lo cierto es que todo terminó con Tottenham empatando el partido y el próximo 7 de marzo, en Londres, se definirá quién pasará de rueda. Juventus estará obligado a hacer un gol. Deberá ganar o empatar por tres o más goles para seguir en la Liga de Campeones, donde fue finalista el año pasado.

Por su parte, el delantero argentino explotó en las redes sociales ante los comentarios y animó a la afición a pensar en el partido de vuelta en Londres.

"Qué fácil es hablar después del partido desde el sillón de casa. Hasta el 2-0 todo era perfecto, después del 2-2 cambian todas las opiniones. A nosotros no nos interesa y vamos a Londres a clasificarnos. Un abrazo a todos aquellos que quieren el bien de la Juventus", escribió Higuaín en su cuenta de Instagram.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate