El sacerdote Leonardo Tovar declaró este miércoles en el juicio contra el cura Mario Gervasoni en los Tribunales de Paraná, acusado de falso testimonio por mentir en el marco de la causa que encontró culpable de abuso de menores a Justo José Ilarraz.

Tovar, expárroco de San Benito, está actualmente radicado en Viedma, Río Negro, y viajó a la capital en calidad de testigo en la causa contra el exsecretario privado del arzobispo Juan Alberto Puiggari.

Tovar leonardo.jpg

En diálogo con el Nueve, el religioso hizo particular hincapié en la figura de la máxima autoridad de la Arquidiócesis de Paraná y su manera de encubrir las denuncias para que no salieran a la luz.

"A las víctimas no se las acompañó y Puiggari mismo nos decía que lo único que querían era plata y hacerle daño a la Iglesia. Después salían y decían que la Iglesia los estaba acompañando. ¡Mentira! ¿Hubo un doble Puiggari? Claro que sí. El que se mostró en los medios durante todo el proceso de Ilarraz y el que nos hablaba a nosotros los curas y se mofaba de algunas víctimas", expresó Tovar.

Embed

LA INDIGNANTE FRASE ATRIBUIDA AL OBISPO

Dentro de la audiencia, Tovar reveló una de las conversaciones que tuvo con Puiggari luego de la publicación del sitio Análisis Digital en 2012, que destapó el histórico caso de los abusos en el Seminario de Paraná.

"Decía que le iba a meter un juicio por falso testimonio a una de las víctimas de Ilarraz. Estaba re caliente ese día el obispo. 'Ese está inventando. ¿Y (Fabián) Schunk? ¿Qué? ¿Porque le tocaron con el codo un poco las bolas se haga una víctima?", aseveró Tovar, parafraseando a Puiggari.

Y remató: "Ese es el obispo, no el de los medios, ese que saca un libro, que me revolvió el estómago, sobre los abusos y cómo prevenirlos".

Comentá y expresate