El crimen de Julio Trossero, joven de Seguíque murió como consecuencia de un brutal asalto en en agosto de 2017, puede llegar a su etapa de juicio, con seis sospechosos imputados: Rodrigo Leiva, Martín Olmos, Marcelo Payé, Oscar Domínguez y Camilo y Marcelo Santos

Días atrás la Fiscalía, a cargo de Paola Farinó, logró que los cinco detenidos-Olmos está en libertad- continúen presos de manera preventiva, por lo menos hasta la audiencia de remisión a juicio, donde se discutirá nuevamente su situación. Todos ellos podrían ser sentenciados por "homicidio en ocasión de robo".

Olmos goza de libertado debido a que es el que menos comprometido está. De hecho sospechan que no habría participado del hecho, e incluso la investigación lo probaría, señaló UNO. Por su parte los dos Santos -padre e hijo-, están con bajo arresto domiciliario, mientras que el resto está en la Unidad Penal N°1 de Paraná. Leiva declaró haber estado en el tambo de Trossero, pero remarcó que no participó del asesinato; Payé, según la Fiscalía, tuvo el celular de la víctima en su poder; mientras que Domínguez es el remisero que está señalado como la persona que llevó a los ladrones hasta Seguí para alzarse con el dinero de una supuesta venta que había realizado la familia Trossero.

Los imputados habrían planificado el golpe pero con datos erróneos, ya que los Trossero no tenía dinero. El homicidio sucedió durante la noche previa al domingo de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias -PASO- del año pasado. La víctima fue atacada junto a su madre por una banda de ladrones que buscaba dinero y golpearon a la mujer hasta que intervino su hijo, a quien golpearon en la cabeza y lo ataron a su madre, para escapar del lugar. El muchacho falleció dos días después, en el hospital San Martín de Paraná.

Comentá y expresate