A seis meses de la llegada de la pandemia al país, Paraguay vive sus peores horas en su lucha contra el coronavirus. El promedio crece y se acerca a casi una persona por hora en lo que va de septiembre. Los casos se dispararon y también los cuadros más graves.

De acuerdo a lo que consignó el periódico local Última Hora, las camas de terapia intensiva están casi al límite en los centros de referencia, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) y el Hospital Nacional de Itauguá.

Según datos recogidos por el diario citado, desde el 1 al 7 de septiembre se registraron 123 muertes de pacientes con cuadros graves de la enfermedad: prácticamente una víctima fatal cada 60 minutos.

El presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, José Fusillo, sostuvo que cada vez los números son más duros, que se superan las 15 muertes diarias proyectadas y la cantidad de positivos por testeos, que son más del 50%.

Otro dato alarmante es que hay una ocupación de prácticamente el 100% de los respiradores que fueron habilitados para la atención de pacientes críticos. “Nosotros no tenemos prácticamente un respirador libre en el sistema público, es decir, si llegase una persona que necesita un respirador hoy no vamos a poder sostener. La ocupación está al 100% en los hospitales”, agregó.

Respecto a los pacientes de gravedad moderada y los que requieran oxigenación, el profesional aclaró que para esos casos sí se tienen camas disponibles.

En línea con su colega, la doctora Yolanda González, directora del Hospital Nacional de Itauguá, afirmó que están “casi al tope” de llegar al 100% de ocupación de camas de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate