Ángel Di Maríaestá en boca de todos por haber metido el golazo que consagró campeona de la Copa América a la Selección. Además de haber provocado el triunfo ante Brasil, se puso en el centro de la escena por un tierno gesto con un pequeño fanático, Rodrigo, de 10 años.

El nene, que sufre una extraña enfermedad, fue con su mamá a visitarlo a su casa de Rosario, Santa Fe. Aunque había mucha gente esperándolo, el futbolista se acercó a él y, además de haber charlado con él, lo abrazó con ternura.

Mientras la esposa del jugador, Jorgelina Cardoso, filmaba el encuentro del nene y su mamá con el futbolista, se escucha que le pregunta si había traído algo para que Ángel firmara. Entonces, la madre lamentó haberse olvidado la prenda.

Muy tierna, Jorgelina le dice que no importa y que regresara a su hogar cuando quisiera. "Volvé cuando quieras", cierra, con ternura.

En Rosario, el caso de Rodrigo se hizo muy conocido porque su mamá inició una campaña solidaria para recaudar el dinero que necesita para acceder al bipedestador, un aparato que no sólo mejoraría su calidad de vida sino que le permitiría volver a caminar.

¡Hermoso gesto!

Comentá y expresate