Momentos de tensión se vivieron durante la noche de este jueves en barrio Consejo de Paraná. Tiros, corridas y enfrentamientos entre dos grupos convulsionó a toda la zona y por el hecho intervino la Policía. Pero eso no quedó allí, ya que los incidentes se produjeron en momentos en que se disputaban partidos en el Club Don Bosco, con motivo del Torneo Infantil Palmira Cáceres.

De hecho, mientras Barrio Consejo era un campo de batalla, en la institución deportiva se sentían los disparos y esto provocó momentos de terror entre los niños y las familias. Fue por este motivo que se suspendieron los partidos para hoy.

En este contexto, mucha confusión fue la que se originó en el Club Don Bosco, por lo cual sus dirigentes emitieron un comunicado para aclarar la situación e incluso desestimar versiones que apuntaban a la institución como el foco del conflicto. "Se trató de un hecho aislado fuera de la institución", afirmaron, y agregaron al final: "Maliciosamente mezclaron un tema de un barrio cercano con nuestro Torneo".

Además, los dirigentes deportivos aprovecharon para señalar que los partidos suspendidos durante la noche de este jueves se disputarán hoy. "Por razones de seguridad y para prevenir cualquier problema se suspendieron los partidos de anoche y se reprogramarán entre el día de hoy, donde el torneo Palmira Cáceres continuará con normalidad", expresa el comunicado.

LOS INCIDENTES

Los hechos de violencia se produjeron anoche alrededor de las 22.30, precisamente en Pasaje Culandrillo y Pringles. Allí, una ciudadana del lugar era víctima de ataques y tenía en su casa a unos sujetos para defenderla. Según la Policía, la mujer fue quien le encargó a dos jóvenes a llevarle mercadería a su hijo quien está alojado en el Copnaf. No obstante, como se dio a conocer ayer, estos jóvenes cuando llegaron al lugar fueron detenidos porque tenían drogas.

Por ese motivo, un hermano de los detenidos pasó por la casa de esta ciudadana y le dio una golpiza en la cabeza con un arma tipo revólver. Luego, a los pocos minutos, este mismo joven y otros vecinos de ese barrio tirotearon la casa de la mujer. Incluso, se supo que entre todos le pidieron a la Policía que la saquen del barrio porque sino le quemarían la vivienda.

Fue el personal de la Comisaría Cuarta y de la División 911 quienes se hicieron presentes. Tras su intervención, trasladaron a cuatros hombres hasta la dependencia policial para hacerle el examen de dermotest e identificarlos. De todos modos, luego quedaron en libertad y se informó al fiscal en turno.

Comentá y expresate