Entrevista al presidente del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre Ríos (CAPER), arq. Francisco Taibi

Hace una semana concluyeron las Jornadas de la Ciudad, en Paraná, organizadas por la Regional ONO y su Instituto de Estudios Territoriales, ¿cuál es el balance que hace el Colegio de las mismas?

Ante todo, reconocer el esfuerzo que realizaron los Colegas de la Regional ONO y especialmente los integrantes de su Instituto de Estudios Territoriales de la Regional.

Las Jornadas de la ciudad tuvieron un excelente desarrollo, tanto por la calidad de los expositores, como por el entusiasmo de los participantes: gran cantidad de arquitectos, de profesionales de otras disciplinas, de vecinalistas, de ambientalistas.

Y qué podríamos decir que nos dejan estas Jornadas

Estas Jornadas se realizaron cuando ya hay nuevas autoridades municipales electas y que aguardan asumir en cinco meses. Creo que llegamos a tiempo para señalarles, con toda humildad pero con la firmeza que nos da la incumbencia plena de nuestra profesión en temas Urbanísticos:

- Paraná no tiene un Plan de Ordenamiento o de Desarrollo

- No tiene institucionalizado el Planeamiento en la estructura Municipal, necesaria para iniciar rápidamente un proceso de planificación

- No existe una practica afianzada de participación ciudadana en las decisiones urbanísticas

- Hay un Código Urbano vigente, que no tiene un plan de referencia porque como dijimos no existe. Cuando un Código Urbano esta disociado de un Plan es a veces peor que si no lo hubiera.

Qué cuestiones centrales podrían agrupar lo que el Colegio de Arquitectos puede aportar a la gestión de gobierno

Como profesionales con incumbencia en temas urbanísticos, debemos dejar en claro que Paraná no tiene un plan de desarrollo urbano, y tampoco está institucionalizado de forma permanente el planeamiento en el municipio. Se aplica un Código que no tiene como referencia un Plan. No existe participación comunitaria o popular para las decisiones urbanísticas, y aquí es importante aclarar una cuestión ética que es que planeamiento sin participación no es planeamiento. El presupuesto participativo, poder decidir si poner o no, por ejemplo, si poner un semáforo o no en una esquina, es sólo un instrumento, no es un Plan, no es participar en cómo querer que sea la ciudad en su conjunto.

Pero hay una Comisión Asesora del Código Urbano...

Si, y esta integrada por todos los que construyen la ciudad: entidades profesionales, de la construcción, inmobiliarias. Falta la participación de los Ciudadanos.

¿Y es posible la participación ciudadana en la planificación?

Claro que sí. Es posible que los Concejales participen activamente, que las Comisiones Vecinales también participen, que haya consultas populares. A menudo vemos cómo le gusta a la gente opinar en las experiencias de presupuesto participativo, donde se opina de prioridades puntuales, cómo no le va a apasionar participar el la definición de la ciudad que queremos.

Comentá y expresate