Nicolás Williman fue jugador primero y ahora es entrenador de los planteles de vóley, en ambas ramas, del Club Santa Rosa de San José, localidad que está a unos 10 kilómetros de Colón. De allí nació el pedido, con su correspondiente protocolo, para que esta disciplina pueda regresar a la actividad. Esto también replicó en la costa del Paraná.

Williman, el creador de la movida que va sumando apoyo en toda la provincia, tomó contacto con Ovación desde la costa del Uruguay. “Nosotros estamos pidiendo volver porque consideramos que muchas actividades que revisten mayor peligrosidad están habilitadas y hay un sinsentido de estas habilitaciones. A veces uno observa un supermercado abarrotado de gente y nosotros tenemos protocolos presentados hace dos meses y nada”, contó y luego habló del protocolo: “Constituye trabajos físicos en islas bien separados con todo bien ordenado en base al protocolo. Esto cronológicamente lo determinan las autoridades porque por ejemplo en la Fase 1 uno arranca con un trabajo funcional en islas, trabajo físico exclusivamente, no aparece la pelota ni la red. Y esta Fase debe estar determinada por las autoridades y hasta que ellos no lo permitan no podemos pasar a trabajar con elementos ni con el juego, así que consideramos porque no arrancar”.

Williman contó que esta movida arrancó con una colega de Concepción del Uruguay y se fue extendiendo hacia toda la provincia. “Esto surgió de una charla entre colegas. Fue con Antonella que es de Concepción del Uruguay. Charlamos y yo le dije que esto no podía ser ya que estábamos muy callados acá y estaban pasando cosas en todas las ciudades que sabemos todas y que son más peligrosas que cualquier deporte. Nosotros seguimos sin trabajar. Arrancamos así y armamos un grupo de whatsapp para sumar gente y ver qué se podía proponer para pedir pacíficamente por la vuelta del vóley. Sabemos que en otras provincias han iniciado y están trabajando con los mismos protocolos que nosotros tenemos acá”.

Comentá y expresate