"El gobierno empezó la semana con un cepo total a las importaciones, una nueva normativa que establecer restricciones muy fuertes para importar, solo salva a las pymes", comenzó el periodista.

"En los hechos, esta semana durante los primeros cuatro días hubo un cepo total, los bancos no autorizaron ningún pago de importaciones. Eso le permitió de manera acelerada al Banco Central comprar 1.500 millones, que es más de lo que había comprado el gobierno durante todo el año", aseguró Montenegro, quien dijo que "esa situación le permitió al Ejecutivo hacer pie y estabilizar mínimamente las reservas".

Sin embargo, dijo Montenegro, "ese cepo total generó todo tipo de comportamientos especulativos", que generaron una mayor brecha cambiaria entre los distintos tipo de dólares. "Se dispararon los precios en algunos sectores que se vieron ante la imposibilidad directamente de conseguir insumos importados", ejemplificó el analista de AHORA.

En cuánto a la brecha cambiaria Maximiliano Montenegro puntualizó: "Esta semana hubo un nuevo salto de los dólares libres. Está cerrando la semana con el dólar blue -en el área metropolitana siempre digo porque al resto del país está más caro- alrededor de 240 pesos, y los dólares libres en blanco en los cuales se dolarizan las empresas y el MEP y el contado con liquidación entre 250 y 252 pesos". "Esa brecha cambiaria que se amplia es consecuencia de que el Banco Central durante gran parte de esta semana directamente se sentó sobre los dólares, no vendió dólares oficiales", relató el analista.

Esta situación obligó "a aquellos que no podían conseguir dólares oficiales a que fueran a buscar dólares alternativos. Por eso el viernes el banco central tuvo que abrir un poquito del grifo nuevamente para pagar importaciones de energía fundamentalmente pero también de algunos sectores esenciales medicamentos u otros sectores de insumos esenciales", explicó Maximiliano Montenegro.

La sábana corta

Este viernes, el BCRA abrió levemente las importaciones y terminó vendiendo 190 millones de dólares. "Igualmente, en el balance de la semana acumuló 1.300 millones de dólares, pero el costo es muy grande sobre el nivel de actividad, y impacto que tendrá sobre precios de la economía".

"Lo que vemos es un problema de sábana corta en el Banco Central. Una semana antes Cristina Fernández de Kirchner había denunciado en el festival de importaciones. ¿Y por que había ocurrido el Banco Central dejaba los pagos de importaciones abiertos? Para no restringir el nivel de actividad. Lo que pasa es que llegamos a un nivel crítico de reservas, un nivel donde el Banco Central seguía perdiendo dólares de las reservas. Íbamos a una devaluación. Todos los inversores estaban viendo qué pasaba con laa reservaa del Banco Central, pese a que estamos con ingresos récord del sector cerealero. En los primeros seis meses del año ingresaron 20 mil millones de dólares, lo que es récord histórico de todo el complejo oleaginoso. Pese a ello el Banco Central no podía ser pie con las impresiones", enfatizó Maximiliano Montenegro en AHORA.

"Mi impresión es que hicieron mal los cálculos", dijo el periodista económico en AHORA. "El gobierno se desesperó al inicio de esta semana porque se daba cuenta que no tenía dólares ni siquiera para pagar las importaciones de energía hasta septiembre. Según los cálculos que nosotros hacemos el banco central todavía tiene que pagar unos 2.000 millones de dólares de importaciones de gasoil y unos 700 millones de dólares de importaciones de gas y no tenía los dólares ni siquiera para pagar esas importaciones de energía".

Maximiliano Montenegro anticipó tras lo sucedido partir de ahora el Banco Central "irá entregando dólares a cuentagotas" para importaciones prinpalmente de energía.

Embed

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.23% Si, estoy de acuerdo
47.77% No estoy de acuerdo
Total 6360 votos

Las Más Leídas