Milo Francisco Díaz Heinze tiene tres años y es de Paraná. Está internado en el Hospital Materno Infantil San Roque desde el 31 de diciembre y enfrenta un duro cuadro de sepsis, un padecimiento conocido como "el envenenamiento de la sangre". Su lucha diaria contra la enfermedad conmueve a la ciudadanía de la capital entrerriana.

Su hermana, Paula Franco, compartió en redes sociales el duro trajín que ha debido atravesar Milo desde que comenzó este 2019. Primero aparecieron brotes en su cuerpo y los médicos le dieron un tratamiento a base de antialérgico e ibuprofeno. Pasaron cuatro días con esos síntomas.

"El 1° lo trajimos al Hospital San Roque porque estaba con dificultad para respirar y nos dicen que hay que internarlo", contó Paula. A las seis de la mañana, los médicos le confirman a la madre que su hijo padecía sepsis y que su vida estaba corriendo un serio peligro.

"Hasta el día de hoy, Milo está en Terapia Intensiva, entubado. Tiene el 70% de la sangre infectada, el virus le afecto el pulmón izquierdo y el hígado. Milo esta muy grave, es muy delicado su estado pero estamos pidiendo y rezando por él...", agregó la joven, preocupada por la salud de su hermano.

Por otro lado, Paula agradeció al personal médico del hospital, quienes "están dando todo para que Milo salga de esta". "Dejamos su vida en las manos de los doctores y de Dios", concluyó.

Comentá y expresate