El caso por el feminicidio de Gisela López podría demorar "meses o años" en resolverse a causa de un recurso extraordinario que interpuso la defensa. Así lo informó a AHORA Cecilia Goyeneche, a cargo de la Procuración Adjunta de la provincia.

En diálogo con este medio, Roberto Alsina, abogado defensor de Matías Vega, Mario y Elvio Saucedo -señalados por el Ministerio Público Fiscal como los responsables del crimen-, confirmó este martes: "Ayer en las primeras horas, presentamos un recurso que se llama 'de intimación extraordinaria'". "El objetivo es que El Superior Tribunal de Justicia revoque la sentencia de la Cámara de Casación", señaló.

El 25 de abril de 2018, los jueces Hugo Daniel Perotti, Marcela Davite de Acuña y Marcela Beatriz Badano, integrantes del Tribunal de Casación Penal de Paraná, decidieron anular el fallo del Tribunal de Juicio y Apelaciones que había absuelto a los imputados el 16 de mayo de 2017, y resolvió que se realice un nuevo juicio.

Ahora, "lo que la defensa quiere hacer con este recurso extraordinario, es que la Sala Penal del Superior Tribunal deje sin efecto la decisión de la Cámara de Casación", explicó Goyeneche.

PLAZOS

Para ello, primero "Casación debe conceder o no ese recurso, que eso lo vamos a saber aproximadamente en el transcurso de un mes, más o menos, aunque puede ser antes", indicó la procuradora adjunta.

Y añadió: "Si Casación no concede el extraordinario, manda directamente el expediente al Tribunal de Juicio para que fije fecha de audiencia", es decir que "la causa baja para que se haga el juicio nuevamente".

Por el contrario, "si lo concede, lo manda a la Sala Penal para que ellos hagan una audiencia" con lo que "vamos a tener que esperar que resuelva el Superior Tribunal, que eso puede demorar meses o años", concluyó Cecilia Goyeneche.

Comentá y expresate