Alrededor de 40 niños son diagnosticados cada año en España de glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG), el tumor cerebral que más muertes causa entre los pequeños. Este cáncer suele aparecer entre los 5 y 10 años y, actualmente, su tratamiento se basa en la radioterapia, pero la mitad de los pacientes pediátricos que la reciben no sobreviven más de un año.

Ahora, la Clínica Universidad de Navarra (CUN) y el Cima han abierto una vía para el tratamiento de este tumor que tantas muertes infantiles causa, con un punto de vista muy innovador.

Por primera vez en el mundo se ha tratado con un virus oncolítico a niños con DIPG y se ha demostrado que el procedimiento es realizable y seguro. Los resultados de este ensayo clínico, publicados en ‘New England Journal of Medicine’, destacan el carácter novedoso del tratamiento con virus oncolíticos para este tipo de tumores y subrayan la importancia de que se haya llevado a cabo un estudio pequeño y con una población bien seleccionada.

El ensayo ha consistido en inyectar en el tumor un virus oncolítico desarrollado en el laboratorio de los doctores Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano, del MD Anderson Cancer Center de Houston, y con quienes el Laboratorio de Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y la CUN mantienen una estrecha colaboración.

La intervención se realizó en 12 pacientes pediátricos diagnosticados con este tumor, provenientes de España y de otros países europeos. “En la misma intervención realizamos primero una biopsia del tumor y, a continuación, inyectamos el virus en su interior”, cuenta la Dra. Sonia Tejada, especialista en Neurocirugía responsable del procedimiento quirúrgico. “Hasta hace poco tiempo, estos tumores localizados en el tronco cerebral no se biopsiaban ni analizaban por el riesgo de secuelas neurológicas derivadas de la propia biopsia. Este ensayo no solo ha permitido obtener muestras de los tumores y caracterizarlos molecularmente, sino que ha demostrado que la inyección intratumoral de un virus oncolítico en estos tumores del tronco cerebral es realizable y se abre como una nueva vía de tratamiento”, detallan los doctores Gállego y Tejada.

Los resultados del ensayo demuestran que el procedimiento es posible y seguro; es decir, apenas ha generado toxicidad y los efectos adversos observados son en su mayoría leves y tolerables. “A los pocos días de la operación los pacientes recibieron el alta del hospital y procedieron a tratarse con radioterapia en sus respectivos centros. Al tratarse de un ensayo fase I realizado en un número muy reducido de pacientes no podemos extraer conclusiones sólidas sobre la eficacia del tratamiento, aunque es cierto que la mayoría de los pacientes han tenido una supervivencia mayor de la esperada, un resultado esperanzador que anima a seguir explorando esta alternativa terapéutica”, afirma la Dra. Marta Alonso, directora del Laboratorio de Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y de la CUN.

En concreto, por el momento dos de los 12 niños han conseguido salvar sus vidas. Un número que, aunque pueda sonar bajo no lo es, ya que “hasta ahora todos los tratamientos para estos tumores han ido fracasando”, explica la Dra. Alonso a El Confidencial. “La media de supervivencia ha sido más alta de la que hubiese sido con otros tratamientos anteriores”, apostilla. El ensayo clínico de la CUN y el Cima es de carácter académico –no está vinculado con la industria–, ha sido financiado por aportaciones de donantes, un proyecto del European Reserch Council (ERC-Consolidator, concedido a la Dra. Alonso) y por la propia CUN, que ha considerado el ensayo de interés general.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.76% Si, estoy de acuerdo
48.24% No estoy de acuerdo
Total 5012 votos

Las Más Leídas