En el marco de un desayuno organizado por Leiva Hermanos en Paraná, el economista Salvador Di Stefano brindó una conferencia para los clientes de la firma, con el puntapié de brindar un análisis general de la economía argentina y las proyecciones para este año. En este sentido, el especialista planteó su postura sobre la necesidad de estimular las inversiones para reactivar las actividades productivas.

Embed

"La economía argentina tiene una falta importante de inversión. Por ejemplo, en los últimos años el rodeo ganadero no ha aumentado y si ves la cantidad de litros de leche que se producen, cada vez son meses. Entonces, si vos le inyectás pesos a la demanda, le das pesos a la gente para que vaya a comprar lo que quiera, si la oferta es rígida, los precios van a subir", planteó Di Stefano, en diálogo con el Nueve.

"El camino correcto sería que el gobierno genere incentivos a las inversiones, genera la posibilidad de que haya más ganaderos, más gente que ponga tambos. Para eso, necesitamos imperiosamente que con esas actividades se gane dinero. Nadie trabaja por amor al arte. Lo importante es hacer un plan económico que incentive la oferta, la inversión, y seguramente eso va a terminar reacomodando la demanda", sostuvo.

Respecto de los ejemplos, aclaró que todo ello "equivale para cualquier efecto". "Si pongo plata en el bolsillo y solamente hay pocos pantalones ofertándose, básicamente toda la gente va a ir a comprarlos y como son escasos, los precios van a aumentar. El mismo problema lo tenés en autos, en industria, en supermercados, cualquier tipo de rubro", señaló.

Desde esta perspectiva, cuestionó las políticas actuales y anticipó que continuará el escenario inflacionario. "Es decir, pronto vamos a ver cómo va a aumentar la carne en el mostrador, los quesos, todo lo derivado de la harina empieza a aumentar, justamente porque no hay incentivos en esa primera parte de la cadena. Ocurre lo mismo en cualquier sector de la sociedad. En la medida que no se incrementen las ofertas y haya competencias de jugadores, los precios no van a ceder", analizó.

Al respecto, afirmó: "Lamentablemente vemos un escenario donde la inflación va a estar en torno al 45% y las empresas se tienen que preparar para eso".

Consultado respecto de las dificultades de la familia para hacer frente al pago de la canasta básica y otros bienes y servicios esenciales, recordó que "en los últimos dos años la Argentina vivió prácticamente una tragedia. La inflación fue del 130% anual y los salarios aumentaron un 100%, con lo cual hubo una gran pérdida del poder adquisitivo. Si a eso le sumás una devaluación del dólar oficial del 220% anual, lo que viviste en dos años es una destrucción de todos los activos de Argentina".

"Los salarios van a poder aumentar cuando las empresas ganen más dinero. Si la empresa no ganan dinero, no van a tener capacidad para aumentar los salarios. Entonces, yo pondría más incentivo en generar más inversión para que el hombre trabajador gane más. Porque vos ganás en función de la inversión que tenés", sostuvo finalmente.

Desayuno con clientes

Juan Ignacio Leiva, gerente de Leiva hermanos, también dialogó con el Nueve y destacó que el evento organizado por la firma se trata de un desayuno que, además, sirve de espacio de encuentro con los diversos clientes de la empresa local.

En este sentido, resaltó que se busca "analizar algunos datos duros, números, estadísticas; tratar de determinar el escenario en el que nos encontramos y detectar oportunidades y amenazas".

"Estos desayunos buscan brindar datos concretos y certeros para tomar decisiones, Tomar decisiones en definitiva con información y no con lo que escucho, vi o me pareció que vi", resaltó.

Comentá y expresate