A partir de la cero hora de este miércoles rigen en la ciudad de Santa Fe las nuevas tarifas del Transporte Público de Pasajeros: el boleto frecuente fue fijado en 21,50 pesos, lo que representa un incremento del 50% en relación a los 14,35 pesos que estaban vigentes.

En el caso de los usuarios de la tarjeta SUBE que cuentan con beneficios sociales a nivel nacional (jubilados y pensionados; personal de trabajo doméstico; beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, de la Asignación por Embarazo, Plan Progresar y Programa Jefes de Hogar; monotributistas sociales y las pensiones no contributivas) accederán a un boleto de $ 9,60.

Por otra parte, la tarifa Escolar quedó fijada en $ 9,55; Estudiantil (terciario-universitario) en $ 14,35; Seguro en $ 4,80, y boleto Centro en $ 16,70., publicó El Litoral.

En los últimos 12 meses se transportaron en Santa Fe más de 41 millones de pasajeros, de los cuales el 45% pagó tarifa plana, mientras que el 41% accedió a tarifas sociales nacionales y el 14% a tarifas locales, dando como resultado que el 55% ha accedido al sistema a tarifas con descuentos de hasta 55% de la tarifa plana.

La tarifa del transporte público había tenido su última actualización en julio de 2018. Luego, el intendente José Corral anunció el congelamiento del boleto, con el objetivo de “acompañar el esfuerzo que las familias están haciendo en este momento de dificultades”.

Los empresarios del Transporte Urbano de Pasajeros de Santa Fe habían presentado notas al Municipio para solicitar la tarifa única fuera establecida en $ 37,. No obstante, el Ejecutivo local autorizó una nueva tarifa por debajo de lo pretendido, en sintonía con las gestiones realizadas ante autoridades nacionales y provinciales para garantizar el mantenimiento de gran parte de los subsidios para el sistema.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate