Una mujer dio a luz a un bebé el 4 de noviembre en el Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná y manifestó que quiere darlo en adopción. El Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia -Copnaf-, intervino en el caso y tomó una medida de protección excepcional este martes, según confirmó a AHORA su titular, Marisa Paira. También intervienen el Juzgado de Familia y la Defensoría de Menores.

La funcionaria subrayó la necesidad de respetar el derecho a la privacidad de las personas involucradas -incluidas la madre y el niño- y explicó por qué el bebé, que estuvo internado en Neonatología hasta hoy y ahora se encuentra a resguardo del Copnaf, todavía no se encuentra en adopción. "Hay todo un proceso legal que debe cumplirse y lleva un tiempo", dijo.

Paira informó también que no se trata de un caso inédito ni aislado, sino que existen antecedentes de este tipo de situaciones en la provincia que han requerido la intervención del área que dirige y otros organismos.

"Acá hay una decisión de un adulto que dice que no está en condiciones de ejercer la maternidad, que no desea hacerlo, pero quiere que ese ser que tuvo, esa persona, tenga una vida en una familia. Hay aquí un modo de cuidar a ese bebé", definió la funcionaria, que pidió "no cargar sobre la mujer", quien "no está abandonando al niño, sino buscando que sea cuidado".

ADOPCIÓN Y PRIVACIDAD

De acuerdo al artículo 607 del Código Penal, la manifestación voluntaria de dar un hijo en adopción es válida cuando se produce "de manera explícita, libre e informada por el padre o la madre después de los 45 días del nacimiento del niño", precisó la presidenta del Copnaf. Y aclaró: "Hasta que se cumplan esos 45 días es el período en que se tienen que agotar otras instancias de abordaje en los que la decisión se puede modificar o no".

Ese proceso se debe cumplir "preservando tanto la identidad y privacidad de la mujer que dio a luz como del niño", remarcó Paira. "A nosotros lo que nos importa dejar marcado es que la mujer pidió reserva y también entendemos que dar datos públicos acerca de dónde iría el bebé, con quién estaría, en qué residencia, atenta contra el derecho a la privacidad del niño, por eso nos parece que son datos que no hay que dar", subrayó.

Acerca del proceso de la adopción, la funcionaria enfatizó que "no es una cuestión automática", sino que "hay un tiempo, un proceso legal que hay que cumplir", y que luego de los 45 días que establece la ley, si la mujer reafirma su voluntad de dar al niño en adopción, hay que respetar "un Registro de Adoptantes".

En ese sentido, detalló que "se hace un orden de postulantes que es evaluado, y si el juez en el marco de los 45 días que pasan resuelve el estado de preadoptabilidad de ese bebé, va a pedir al Registro de Adoptantes las familias que siguen en el orden de mérito para tal fin y sobre eso decidirá quiénes son las familias que están en condiciones de adoptarlo".

Mientras tanto, "este niño va a quedar a cuidado del Estado hasta que decida una cuestión diferente en el proceso judicial", dijo Paira. Y enfatizó: "Hay un proceso ordenado, el bebé no está en un estado de abandono por el que hay que ir a cuidarlo. Estaba en Neonatología y ahora está a cargo del organismo que va a ejercer el cuidado hasta que se defina la situación judicial".

Este es un tema que aparece, no es un caso aislado; en la provincia hemos tenido diferentes situaciones

ANTECEDENTES

El caso que se conoció este martes no es inédito ni "aislado", según indicó la presidenta del Copnaf a este Portal. "Nosotros trabajamos este tema con otras áreas del Estado; nos parece importante ponerlo a la luz porque hemos tenido varias situaciones en lo que va de este año y medio de mujeres que se presentan en este estado: se trabaja en este marco de los 45 días y en algunas hay una modificación en la decisión y en otras no", informó.

"Lo que pasa es que también se trata de que no tengan tanta trascendencia por el respeto a la privacidad de las personas y por preservarlas en este tiempo que tienen que decidir", explicó.

En ese sentido, la funcionaria planteó la necesidad de un abordaje en "espacios articulados". "Nosotros trabajamos en el cuidado del niño, pero tiene que haber otro espacio que acompañe a la mujer como se hizo en este momento en Salud, en el proceso de decisión y en el pos decisión", dijo. Y reafirmó: "Pero este es un tema que aparece, no es un caso aislado; en la provincia hemos tenido diferentes situaciones en las que se viene trabajando articuladamente en distintos puntos, con Justicia, con grupos de mujeres, con ONG, con Salud, y cada situación tiene la particularidad de en sí misma tener cuestiones singulares que ameritan otras intervenciones".

La madre está buscando que se cuide este niño en otro grupo familiar, no lo está abandonando sin importarle nada, son dos cosas distintas

PRESERVAR A LA MUJER

"En realidad acá lo que hay es una decisión de un adulto que dice que no está en condiciones de ejercer la maternidad, que no desea hacerlo, pero quiere que ese ser que tuvo, esa persona, tenga una vida en una familia. Hay aquí un modo de cuidar a ese bebé, es importante destacarlo para no cargar sobre esta mujer", expresó Marisa Paira.

Y remarcó: "Ella claramente plantea la necesidad de que sea cuidado en otro espacio; la madre está buscando que se cuide este niño en otro grupo familiar, no lo está abandonando sin importarle nada, son dos cosas distintas".

Finalmente, la titular del Copnaf llamó a la reflexión de la sociedad y a la adecuada construcción del hecho en los medios de comunicación. "Para la mujer que transitó por esta situación no es gratuito lo que va a leer en los medios, lo que se dice muchas veces sin conocer toda la situación", dijo. "Aquí hay algo del orden de la vida privada que tenemos que poder mirar", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate