Sobre el epílogo de la jornada y sin la intervención del BCRA, el dólar revirtió su tendencia a la baja y se disparó 34 centavos este miércoles para terminar arriba de los 39 en bancos y agencias de la city porteña.

El billete, que durante la rueda marcó un mínimo de $ 38,67, cerró en $ 39,08, impulsado por la suba de la divisa en el MULC, donde la demanda que no encontró respaldo en la punta vendendora (escaso aporte de exportadores) en los últimos 20 minutos de la jornada, convalidando un nuevo ascenso, el tercero en forma consecutiva.

Así, el dólar mayorista cerró con un salto de 31 centavos superando así los $ 38: terminó a $ 38,25, sin que apareciera el BCRA en acción. El volumen operado fue chato y apenas alcanzó los u$s 411,7 millones.

"La estrategia oficial pareció perseguir el propósito de permitir que el dólar mayorista encontrara un nivel sin interferencia del BCRA", dijo un analista en declaraciones reproducidas por Ámbito.

Es que la escasa profundidad de la oferta sobre el final de la rueda no fue suplida esta vez por la autoridad monetaria, a diferencia del lunes y el martes, jornadas en las que vendió u$s 15 millones y u$s 55 millones, respectivamente.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron el martes u$s 96 millones hasta los u$s 50.993 millones.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate