José Iparraguirre se constituyó en el abogado del paranaense que protagonizó el escándalo con el machete en calles Buenos Aires y Garay. En ese marco, se presentó ante la Fiscalía y solicitó la suspensión del juicio a prueba. Ahora, esperan que se consume el acuerdo y le concedan una probation.

"Lo importante es que no solamente reconoce el hecho, sino que está absolutamente arrepentido y angustiado de lo que sucede. Por lo que tenemos entendido, la víctima tampoco quiere darle más entidad a la cuestión penal y no sería de su interés continuar con el proceso", sostuvo Iparraguirre, en diálogo con el Nueve.

En este sentido, todo avanza hacia la resolución de que el automovilista termine realizando tareas comunitarias, en caso de que se concrete el acuerdo entre las partes. Al respecto, el abogado apostó por resolver conflicto sociales con medidas alternativas. "No siempre la pena privativa de libertad es resolutoria de conflictos", afirmó.

Al respecto, Iparraguirre pidió buscar alguna alternativa de pena para "que quien cometió un hecho delictivo pueda recapacitar sobre la situación a fin de que se pueda ajustar su conducta a derecho".

"En esta caso, una medida como una suspensión de juicio a prueba o probation, con tareas comunitarias, tratamiento psicológico y una serie de medidas, serían más que suficientes para poder resolver este conflicto social, si así lo considera el Ministerio Público y el juez de Garantías", reflexionó.

Finalmente, el abogado señaló que "no se conocían" y que "fue un altercado de tránsito". "Venía de pescar, por lo cual tenía este machete en su vehículo. En ese momento se enojó y sucedió esta situación. Por suerte no pasó a mayores", agregó.

Embed

Comentá y expresate