La primera medida establece "suspender, desde el 20 de marzo y hasta nuevo aviso, todas las celebraciones litúrgicas con asistencia de fieles en todas las parroquias, iglesias y capillas, recordando que sigue vigente para todos los fieles la dispensa del precepto de la misa dominical".

Por otro lado, definió que "en la medida de lo posible y permitido, apelando a la prudencia pastoral, y teniendo en cuenta las condiciones de cada lugar, favorecer, a modo de signo, que las puertas de los templos permanezcan abiertas".

Además, pidió "que todos los sacerdotes de la Arquidiócesis se muestren disponibles para el acompañamiento espiritual de nuestros fieles y la asistencia de los más necesitados".

Finalmente, ante la prohibición de circulación, Puiggari estableció "que los fieles puedan unirse espiritualmente a las distintas celebraciones litúrgicas y espacios de oración, a través de los medios televisivos, radiales y redes sociales".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas