El domingo pasado, Frances McDormand obtuvo su segundo premio Oscar como mejor actriz protagónica por su rol en Tres anuncios por un crimen, el film de Martin McDonagh. Luego de brindar un poderoso discurso y de que concluyera la ceremonia, la intérprete asistió al famoso Governor's Ball para celebrar el triunfo. Sin embargo, se produjo un hecho impensado que opacó momentáneamente la felicidad: su estatuilla fue robada de su mesa.

Cara Buckley, periodista de The New York Times, se enteró del suceso y publicó la foto del supuesto ladrón en su cuenta de Twitter. "La seguridad de Governor's Ball está buscando a este tipo, que tomó el Oscar de Frances McDormand y se fue con él. El fotógrafo del chef de la velada, Wolfgang Puck, lo detuvo, recuperó el Oscar y el hombre volvió a huir. Al parecer, Frances les dijo que lo dejasen ir", contó Buckley en la red social. Finalmente, se identificó al hombre como Terry Bryant, quien fue arrestado esa misma noche y liberado hoy por la mañana.

Bryant se declaró inocente ante la corte y su abogado Daniel Brookman argumentó que, como su defendido no había tenido problemas con la ley en seis años, "no representaba una amenaza para la comunidad". Sin embargo, la jueza de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, Deborah S. Brazil, manifestó preocupación por otras cuatro sentencias anteriores que tiene Bryant por cargos vinculados a robos. Por lo tanto, y aunque eventualmente accedió a liberarlo sin fianza, el acusado deberá presentarse a una audiencia el 28 de marzo, y podría ser sentenciado a tres años de prisión de resultar culpable del cargo de robo agravado.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate