En tiempos de deconstrucción de modelos y paradigmas, Naciones Unidas (ONU) lanzó la nueva edición de la acción Amigo date cuenta, dirigida a los varones con el objetivo de desestructurar actitudes machistas arraigadas y frenar la violencia de género.

Uno de sus representantes es Beltrán Horisberger, comunicador, militante activo LGBTI+ y modelo XL. "La idea de la campaña es pensar que no tiene que haber una sola nueva masculinidad, sino muchas nuevas masculinidades", explica Beltrán, una de las caras de la iniciativa, que el año pasado tuvo como como embajadora a Lali Espósito.

"Cuando se habla sobre homofobia y discriminación, se dice que los chicos vienen con otro chip, pero prefiero problematizar la idea porque los cambios no vienen solos o se producen con el tiempo", reflexiona Horisberger. Su lucha también se centra en romper prejuicios con respecto a los cuerpos hegemónicos y a la violencia que pueden sufrir las personas con sobrepeso.

La iniciativa Spotlight, alianza entre la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), invita a reflexionar sobre el machismo y proponer una masculinidad libre de violencias y estereotipos, además de cuestionar la masculinidad preconcebida. Esta vez, además de Horisberger, participan el artista urbano Tiago PZK, el sociólogo Agustín Pérez Marchetta, el activista Bruno Rodríguez, y Lucas Bruera, futbolista que promueve la igualdad de género.

Amigo date cuenta apuesta a generar pensamiento sobre qué es la masculinidad, cómo se establece el vínculo entre géneros y terminar con la violencia no solo hacia las mujeres sino también hacia los varones homosexuales. "Tenemos que animarnos a cuestionar el machismo que circula entre nosotros. Romper con las violencias, no con la amistad", es el lema de la campaña dirigida a varones que puedan haber ejercido algún tipo de violencia contra mujeres y a los amigos que a veces son testigos de esas situaciones y por no romper los "códigos de la amistad" no intervienen poniendo un freno, aunque no avalen esas situaciones ni actitudes.

En primera persona

Beltrán Horisberger es una voz autorizada para hablar sobre el tema y ser una de las caras de esta campaña de Naciones Unidas. A los 28 años, sabe que su propia historia implica la superación, romper barrerasy deshacerse de una mirada externa que, en algún momento, lo supo condicionar. "Vengo haciendo activismo vinculado a la cuestión de la masculinidad desde un par de años", dice el comunicador que hoy es columnista en el programa Altavoz de la TVP.

Nació en Paraná, Entre Ríos, de donde partió a los 19 años con rumbo a Buenos Aires, primero para estudiar administración de gastronomía y luego comunicación social. En su ciudad natal canalizó su pasión por el deporte jugando al rugby, aunque padeció el ambiente machista que rodea a este mundo de masculinidades, a veces, mal entendidas. "Me costaba conciliar seguir jugando al rugby y ser abiertamente gay. Cuando empecé a incorporar esta problemática, comencé a llevar adelante un activismo deportivo en contra de la homofobia en este deporte. Hoy hablo en distintas redes y espacios académicos sobre la lucha contra la homofobia, nuevas masculinidades y el activismo gordo que me atraviesa", continúa.

-¿En qué se focaliza el activismo gordo?

-Se trata de la lucha en contra de la gordofobia, las opresiones que son ejercidas sobre las personas que son vistas como gordas. Esto no es solo el bullying o no conseguir ropa; el activismo gordo tiene un montón de líneas de trabajo que intentan desmitificar algunas cuestiones médicas que patologizan a las personas simplemente por ser gordas. Nuestros cuerpos son leídos como menos, por no ser vistos como delgados.

-¿Cómo transitaste la infancia y adolescencia en Paraná?

-Fue una conjunción entre identificar mi potencial de lucha, porque participé en el activismo ecológico y en el centro de estudiantes del colegio, y, al mismo tiempo, empezar a identificar que había algo dentro de mí que ni siquiera yo lo dejaba salir; no me podía asumir para mí como gay, tampoco sentía una atracción concreta hacia otro hombre, pero si veía masculinidades hegemónicas que no tenían que ver conmigo, incluso percibía violencia. Salir del closet no fue un tema traumático a nivel familiar, pero si en el contexto de mis compañeros de rugby.

-¿Qué sucedió en tu círculo deportivo cuando hiciste saber que sos gay?

-Mis compañeros de rugby se acercaron, me ofrecieron la oreja, un espacio de inclusión y algunos hasta me pidieron disculpas por si habían sido generadores de alguna situación violenta o de discriminación en el pasado.

Beltrán recién pudo hablar de estas cuestiones luego de haber vivido un tiempo en Buenos Aires. El cambio de vida implicó la posibilidad de terminar de descubrirse, identificar su verdadera identidad y deseos, y poder contarlo al mundo.

Nuevos paradigmas

La campaña Amigo date cuenta busca romper con ideas arraigadas que naturalizan la violencia de género, la discriminación y las conductas machistas en los jóvenes: "Se dice que las nuevas generaciones vienen con otro chip, pero trato de no darle lugar a ese paradigma que se comparte tanto. Esa idea les quita mérito a los activismos, a la acción civil. Ningún cambio en la sociedad vino sin una pequeña o gran revolución. Además, al darle toda la responsabilidad al tiempo, nos deja con un presente poco prometedor, con esa posibilidad del tiempo se le da una inocencia ontológica a la adolescencia y a la juventud que sigue creciendo con patrones discriminativos. He visto y he sido blanco de situaciones de homofobia de parte de chicos que nacieron luego del año 2000. Tenemos que hacernos cargo y dejar de pensar en que se nace con otro chip y brindarles a las nuevas masculinidades, a los chicos que se están formando, otros referentes y nuevos modelos", afirma Horisberger.

También los varones son rehenes de mandatos y roles a los que deben responder para no ser discriminados ya que estas opresiones son generadoras de violencia: "Los hombres sufren, son víctimas de sus propios artilugios. En lo que tiene que ver con las masculinidades, hay muchísimos rituales de iniciación, y la falta de gestión de las emociones de una forma sana lleva a un montón de violencia. Se nos enseñaba que la masculinidad era una sola, papá y el abuelo nos daban una palmada en la espalda y nos decían que no lloremos y nos hagamos hombre. Era como un embudo, un destino común de todas las personas que nacimos con pene. Este destino de la biología no nos permitía un abanico de más posibilidades de identidades", finaliza este hombre que se atreve a desafiar las miradas y con seguridad posa como modelo artístico en busca de generar conciencia y romper con parámetros de bellezas artificiales.

La campaña Amigo date cuenta fue lanzada a través de dos spots y cinco tutoriales animados que ofrecen herramientas para poner fin a comportamientos grupales cómplices, terminar con el acoso para dar paso a un consenso en las relaciones sexuales, participación de los varones en las tareas hogareñas y terminar con privilegios por sobre las mujeres.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál sería la mejor manera de homenajear a Maradona?

El Día Nacional del Fútbol
Un billete
Sacando la 10 de la Selección
Una estatua
Ninguna
ver resultados

Las Más Leídas