Una encuesta realizada a nivel nacional dio cuenta de que un 27% de los jóvenes admite conducir luego de haber tomado alcohol, aún sabiendo los riesgos que eso conlleva. Guillermo Grieve, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín, opinó por su lado, que ese número es "mucho más alto".

"Me quedé sorprendido cuando leí la encuesta, porque todos sabemos que es mucho más alto ese número" remarcó Grieve en contacto con el Nueve. Y agregó: "Nadie puede manejar con alcohol, ni con poca ni mucha cantidad en sangre. En Entre Ríos rige el alcohol Cero, siendo una de las cinco provincias donde la norma ya fue aprobada".

Grieve detalló además que la accidentología crece mucho más durante los fines de semana: "Los accidentes graves se dan en un 62% entre la noche del viernes y las 20 del domingo. El 50% de los lesionados presenta alcohol en sangre. Esto quiere decir que dos tercios de los siniestros son durante el fin de semana".

El especialista señaló además que, en zonas urbanas, los accidentes graves son cinco veces más en moto que en auto, cifra que se revierte en rutas y zonas interurbanas: "No llevar casco o llevarlo mal puesto deriva en el 100% de los casos en lesiones craneales graves".

Para cerrar, Grieve subrayó cifras que dan cuenta de la importancia de las campañas de concientización respecto de accidentología vial: "En 2007 había 150 accidentados en Terapia, de los cuales 50 murieron. En el último año fueron 60 los accidentados, y murieron 15. Bajó la accidentología un 50% y la muerte un 70%".

Comentá y expresate