El 2021 cerró con un récord histórico de facturación en exportacionesde granos y sus derivados industriales, por un monto equivalente a casi el 50% de los ingresos totales de divisas generados por el comercio internacional.

Según las estimaciones que realizó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), este año concluirá con exportaciones por parte de las seis principales cadenas agroindustriales (soja, maíz, trigo, cebada, girasol y sorgo) por más de 37.000 millones de dólares

Esa cifra significaría un salto del 54,85% respecto de lo registrado el año pasado, sumando 13.000 millones de dólares, equivalente al 47,98% de los ingresos por exportaciones totales del país.

Con respecto al aporte estimado de los tres principales complejos (soja, maíz y trigo), el sojero es el de mayor importancia, con embarques por más de 20.000 millones de dólares, casi un 60% superior a lo registrado en 2020; seguido por el complejo maicero, que creció un 42,2% hasta superar los 8.000 millones de dólares y en tercer lugar queda el del trigo, con un crecimiento del 18,2%, escalando hasta los 2.500 millones de dólares.

Los motivos del crecimiento

Este salto en los ingresos se dio, en gran medida, por el considerable aumento registrado en 2021 de los precios internacionales de los commodities agrícolas.

Soja

Por ejemplo, la cotización de la soja en el mercado de Chicago, era de entre 300 y 315 dólares por tonelada durante los primeros 7 meses de 2020, pero los precios comenzaron a subir por una gran demanda de China en el medio, y el poroto llegó a 600 dólares en mayo de 2021, y luego encontró el equilibrio entre 450 y 475 dólares.

image.png
Las exportaciones de granos y derivados mostraron en 2021 un salto del 54,85% respecto de lo registrado en 2020.

Las exportaciones de granos y derivados mostraron en 2021 un salto del 54,85% respecto de lo registrado en 2020.

La BCR estima que las exportaciones de los citados complejos se ubicarán en 98,9 millones de toneladas, frente a las 88,3 millones de toneladas que se despacharon en 2020.

El aumento más importante se dio en los envíos de harina y pellets de soja, que pasaron de 23,05 millones a 28,9 millones de toneladas, mientras que los embarques de aceite de soja pasaron de 5,4 a 6,1 millones de toneladas y de poroto de 6,75 a 5,5 millones de toneladas.

Maíz

En el caso del maíz, cuyos despachos se encuentran a niveles récord, pasaron de 37 a 39,2 millones de toneladas y de trigo de 10,6 a 12,4 millones.

Sin embargo, estos aumentos son de valor y no de volumen; es decir, no se trata de una campaña con una cosecha extraordinaria, sino que la campaña 2020/21 cerró con un tonelaje similar al del ciclo 2019/20

Si se cuenta la producción de los seis principales cultivos con destino a grano comercial quitando la producción que no tenga como finalidad la comercialización, la campaña 2020/21 finalizó con 123,1 millones de toneladas, 5,2 millones de toneladas menos que en la campaña precedente, según indicó Télam.

Vale recordar que este ciclo se vio afectado por el fenómeno climático de La Niña, que provocó largos períodos de insuficientes o nulas lluvias que trajeron graves consecuencias para el trigo, el girasol y la soja, cuyas producciones sufrieron importantes mermas, sobre todo en aquellos lotes ubicados en el norte y centro del área agrícola nacional.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate