En medio de la paralización de la actividad comercial no esencial, producto de las medidas tomadas para prevenir los contagios de Covid-19, las ventas en shoppings alcanzaron apenas los $274,6 millones en abril, lo cual significó una contracción interanual del 97,6% a precios corrientes y del 98,6% a precios constantes, es decir, dejando de lado el efecto de la inflación. Así lo dio a conocer este miércoles por la tarde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos -Indec-.

Por el contrario, la facturación de los supermercados superó los $75 mil millones y se mantuvo prácticamente estable en comparación con el mismo mes de 2019, ya que el incremento interanual fue del 51,1% a precios corrientes pero, a precios constantes, fue de apenas el 0,2%.

Fuente: Ámbito

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate