martes 7 de febrero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Efectos de la inflación

Ni para un bocadito de chocolate: la insignificancia de un billete de 100 pesos

Hace solo 5 años era el billete de máxima denominación en el país. Hoy se necesitan casi 1.000 pesos para comprar lo que hace un lustro valía 100. Por eso se vienen los billetes de 10.000. El economista de AHORA Maximiliano Montenegro, explica razones y consecuencias de este fenómeno que impacta directo en el bolsillo de los argentinos. 

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“Hoy el billete de 100 pesos no alcanza para comprar un bocadito Cabsha”, dice como síntesis el analista económico de AHORA, Maximiliano Montenegro, en un video publicado en su canal de YouTube donde analiza la rauda pérdida de valor del peso argentino. El especialista pone en foco en particular el billete de 100 pesos, porque hasta hace solo poco más de cinco años, era el billete de mayor denominación del país, antes de la salida de los papeles de 200, 500 y 1000 pesos.

Hoy, para comprar lo que hace tan solo un lustro costaba 100 pesos, se necesitan aproximadamente 1.000. Eso exhibe a las claras el efecto de la inflación, la devaluación y por consiguiente, la pérdida de valor adquisitivo del bolsillo de los argentinos.

En el video en YouTube, Maximiliano Montenegro recuerda que el billete de 1000 pesos “fue creado hace sólo cinco años en 2017 y es hoy un billete que a la cotización actual del dólar equivale a menos de 3 dólares. Traducido a dólares es el billete de menor valor de toda Latinoamérica: no hay otro país que tenga a su billete de mayor denominación cuyo valor sea de menos de 3 dólares”.

NUEVOS BILLETES: PESO Y DÓLAR, LOS DEVORÓ LA INFLACIÓN

El analista reitera: “El billete de 1000 pesos se emitió por primera vez en 2017, porque hasta entonces el billete de máxima denominación era el de 100 pesos. Y hoy este billete de 100 pesos no alcanza para comprar un bocadito Cabsha. Para Maximiliano Montenegro, el billete de 100 pesos “hoy es cambio chico”.

La razones de una caída en picada

El analista explica que la razón es ”obviamente la inflación. En Argentina hay un proceso inflacionario que degrada absolutamente, se come, pulveriza, licúa el valor de los billetes”.

Por eso hoy el gobierno tiene decidido emitir billetes de 2.000, 5.000 y 10.000 pesos, que desde su perspectiva, “no significa nada en términos de política económica”.

billetes dinero pesos.jpg

“Es simplemente algo instrumental: significa que la gente va a poder manejarse con billetes que le faciliten en todo caso el traslado, los comercios, los negocios, los restaurantes todos aquellos negocios que manejen dinero en efectivo reduzcan fuertemente los costos para no tener que andar con pilas y pilas de billetes que no valen nada”, explica en el video.

Por otra parte, agrega que “desde el lado del Estado, del lado de la Casa de la Moneda, esto significa tener mayor capacidad de producción de billetes y no estar 24/7, 24 horas los 7 días de la semana, produciendo prácticamente solo billete de 1000 pesos”.

Para Montenegro, “la casa de la moneda no tiene tiempo, no tiene espacio, no tiene capacidad de producción de billetes de menor denominación, que obviamente tienen un costo mucho mayor. También significa ahorrar papel de impresión y todos los costos asociados a la impresión y la emisión de billetes”.

Solo billetes de 1.000 pesos

Maximiliano Montenegro señala que “prácticamente el 40% de los billetes físicos en circulación Argentina ya son billetes de 1-000 pesos. Es decir, los que se empezaban a emitir hace cinco años. Si eso se ve por valor hoy prácticamente los billetes de 1000 pesos representan el casi el 80% del total de la masa de billetes por valor en circulación en la Argentina”, grafica el economista.

Una pérdida del valor del 90%

“El billete de 1.000 pesos tiene un poder de compra equivalente a lo que se compraba con 109 pesos en diciembre de 2017”, indica Montenegro en el video, exhibiendo gráficos. “Es decir, ese billete ha perdido prácticamente el 90% de su valor. Lo que con un billetito de 100 pesos y algo más y algunas monedas se compraba en 2017 es lo que hoy se compra con un billete de 100 pesos”, añade, antes de explicar con otro gráfico:

“Visto de otra manera -subraya- si uno quiere hacer el monto equivalente, para mantener el poder de compra del billete de 1.000 pesos de diciembre de 2017 a valor de hoy, tendría que gastar 9.100 pesos. ¡9,100 pesos para comprar lo mismo que en diciembre de 2017 con este billete de 1000 pesos!”.

“Por eso el gobierno está tomando la decisión de emitir un billete de 10.000 pesos como billete de máxima denominación en la Argentina. Es simplemente reemplazar al billete de 1.000 pesos que ha quedado totalmente degradado, pulverizado por la inflación”, lamenta.

Cinco años contra más de un siglo

Maximiliano Montenegro trazó una comparación entre la devaluación del dólar y el peso, para exponer la velocidad de la desintegración de valor en Argentina.

dólares fajos

“En la Argentina se han recortado desde enero de 1970, 13 ceros a la moneda. Se extinguieron cuatro monedas y el peso actual es la quinta moneda nacional que circula en la Argentina. ¿Qué ha pasado con el dólar y el poder adquisitivo de un dólar? La Reserva Federal (el banco central norteamericano) señala cómo se redujo el poder de compra del dólar desde 1913 a la fecha. Lo que hoy se compra con un dólar en 1913 se compraba con sólo tres centavos”, traza el economista. “Dicho de otro modo -enfatiza-: el dólar ha perdido prácticamente el 97% de su valor, pero estamos hablando de 110 años. Cuando decimos que el peso en la Argentina en la última versión, nuestra quinta moneda, ha perdido el 90% de su valor y lo tomamos por el billete de máxima denominación, esto ha sucedido en solo 5 años”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar