martes 22 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Economía

Los combustibles podrían volver a subir el sábado

Es por la actualización de impuestos. En agosto se había postergado el ajuste. Sería el 22° aumento de combustibles de la gestión de Alberto Fernández

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Si no hay una decisión en contrario, los combustibles en todo el país subirán sus precios el próximo sábado 1 de octubre.

Sería porque hace dos meses el Gobierno nacional había postergado -por tercera vez en el año- la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos, que debía comenzar a regir el 29 de agosto pasado, y que pasó para el 1 de octubre.

La decisión había sido adoptada a través del decreto 561/2022 publicado en el Boletín Oficial, con el objetivo de “asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”.

De producirse, sería el incremento 22° durante la gestión de Alberto Fernández (entre ajustes por precios y aumento de impuestos).

“Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, indicó aquel decreto.

Por eso subrayó que “en línea con las medidas instrumentadas hasta la fecha y con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable postergar para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil los efectos de los incrementos en los montos de impuesto”.

Impuestos

A partir de una modificación en 2018, el Impuesto a los Combustibles prevé actualizaciones en su suma fija en enero, abril, julio y octubre de cada año sobre la base de las variaciones de la inflación de cada periodo trimestral precedente, buscando de esta forma amortiguar las fluctuaciones del dólar o de la cotización del crudo que se tenían como referencia previamente.

La norma recuerda que las actualizaciones para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil “se han diferido sucesivamente” en 2021.

La de agosto pasado fue la sexta postergación de la aplicación del impuesto que este año ya se prorrogó en febrero y en junio.

Además, con la última postergación, se encuentran pendientes las actualizaciones correspondientes a los cuatro trimestres de 2021 –postergadas a fines de febrero al 1 de junio- que ahora se aplicarían el 1 de octubre; y las del primero y segundo trimestre de este año que, de acuerdo también al decreto, quedaron para el 1 de enero de 2023, publicó La Voz.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar