martes 23 de abril de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Economía

El Banco Central volvió a comprar dólares y las reservas crecieron por el ingreso de un préstamo

La entidad absorbió USD 180 millones en el mercado de cambios. Las reservas brutas alcanzaron los USD 22.662 millones

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Este martes se negociaron en el mercado mayorista unos USD 286,1 millones en el segmento de contado y, tal como viene ocurriendo desde el 11 de diciembre, el Banco Central se quedó con la mayor parte del monto operado, con compras por USD 180 millones en el día.

En las siete ruedas operativas desde que Javier Milei asumió la Presidencia de la Nación, y gracias al tipo de cambio oficial de 800 pesos, el BCRA totalizó compras por USD 1.153 millones en el mercado de cambios, con lo que consiguió contabilizar un saldo comprador en el mes de diciembre de 3444 millones de dólares.

En cuanto a las reservas internacionales del Banco Central, el stock bruto cerro en USD 22.662, con un aumento de USD 1.183 millones en el día, como producto del ingreso del préstamo de USD 960 millones otorgado por la CAF la semana pasada. Desde que Milei llegó al Gobierno -con Santiago Bausili como presidente del BCRA- el alza alcanzó los 1.454 millones de dólares. En el transcurso de 2023 los activos internacionales arrastran una baja de 21.936 millones o 49,2 por ciento.

“El agresivo cambio en la estrategia del BCRA, poniendo fin a las Leliq (Letras de Liquidez) junto a la reducción de las tasas de plazos fijos, conllevará a una montaña de liquidez desesperada por rendimiento -aún a tasa real muy negativa pero que intente minimizar la ‘licuación’- y así potenciaría la demanda en la licitación del Tesoro de mañana”, comentó el economista Gustavo Ber.

“Aún así, también podría experimentarse un reacomodamiento alcista en los dólares financieros, especialmente tras la retracción reciente, pero de todos modos -en la actual revival del carry-trade- el deslizamiento del MEP y el contado con liquidación en esta coyuntural etapa sería ordenado y limitado, ya que se entiende que de fondo se extendería el clima de relativa calma cambiaria, toda vez que no sólo la tasa correría por detrás de la inflación sino aún más lento podría quedar el dólar a corto plazo”, agregó el titular del Estudio Ber.

“Buscando explicaciones a los movimientos recientes, podríamos aseverar que últimamente la demanda por dólares viene rezagando a la oferta. Ello queda plasmado en el hecho que el Banco Central haya logrado finalizar con saldo neto positivo desde la devaluación. Es evidente que, por un lado, hay una baja demanda por parte de importadores y, por el otro, hay una elevada oferta por parte de exportadores”, explicaron los analistas de Portfolio Personal Inversiones en declaraciones que reprodujo Infobae.

“Ello es un factor que está ayudando al contado con liquidación considerando que 20% de las exportaciones pueden ser liquidadas por esta vía. Adicionalmente, no descartamos que el shock de confianza generado por el equipo de Javier Milei haya impulsado a ciertos agentes a vender divisas para hacer carry, particularmente a través de instrumentos CER, apostando a que la inflación correrá por encima de la depreciación del peso en los próximos meses”, añadieron desde Portfolio Personal.

Un informe del IERAL de la Fundación Mediterránea señalo que “la implementación de retenciones de 15% a las exportaciones, y la suba del impuesto PAIS a importaciones hasta una alícuota de 17,5%, genera ‘sesgo anti exportador’, parcialmente atenuado por el hecho que bajo el régimen de ‘admisión temporaria’ las importaciones están exentas del Impuesto PAIS. Pero, en regla general, el tipo de cambio efectivo de exportación muestra una relación de 77 a 100 con el dólar de importación”.

Un estudio de la consultora Abeceb puntualizó que “estas medidas de emergencia tienen un carácter marcadamente recesivo en su etapa inicial, particularmente en el primer semestre, anticipando un impacto significativo en los ingresos de las compañías orientadas al consumo interno, como empresas de consumo masivo, sector electrodoméstico, y construcción. La demanda se refugiará bajo un comportamiento defensivo y reordenamiento de la canasta de consumo, suprimiendo lo que no es esencial”.

“Es crucial prestar especial atención a las empresas endeudadas en dólares y con limitada capacidad de generar divisas a partir de su producción interna, ya que enfrentarán un fuerte incremento en los costos financieros. En esta situación están las firmas que se dedican principalmente al mercado internista con poco alcance de exportación como las textiles, calzado y las de metalmecánica“, acotó Abeceb.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar