Ante la suba de casos y muertes por coronavirus, el Gobierno de la provincia de Santa Fe decidió endurecer las medidas restrictivas en todo el territorio.

Desde este jueves y hasta el 31 de mayo, los comercios deberán cerrar a las 17 y los locales gastronómicos podrán abrir hasta las 19.

La circulación estará limitada para personas que cumplan funciones consideradas esenciales o quienes tengan un justificativo claro.

Por su parte, las guarderías maternales podrán continuar trabajando pero con un aforo determinado por cada municipio.

El gobierno dispuso la suspensión de la actividad comercial en centros comerciales, paseos, shoppings y establecimientos afines. A su vez, se suspenden actividades deportivas tanto al aire libre como en espacios cerrados, como así también reuniones familiares y sociales de cualquier tipo.

El objetivo es reducir la circulación de personas para evitar el crecimiento de los contagios, lo que lleva a una mayor ocupación de camas críticas, que se encuentran al borde del colapso.

En ese contexto, además, se suspendieron clases presenciales en tres departamentos.

Las decisiones fueron tomadas el mismo día que se registró el récord diario de casos desde el inicio de la pandemia en la vecina provincial: 3.278.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.8% Si, estoy de acuerdo
48.2% No estoy de acuerdo
Total 919 votos

Las Más Leídas